jueves, 6 de agosto de 2015

98 Segundos sin sombra de Giovanna Rivero

En la pasada decimoquinta edición de la Feria Internacional del Libro Santa Cruz de la Sierra se presentó el nuevo libro de Giovanna Rivero.  Es un libro que narra en primera persona la historia de Genoveva Bravo Genovés, una niña que estudia en un colegio salesiano dirigido por monjas, que vive en un pequeño pueblo  cercano a la capital cruceña en el cual el negocio del narcotráfico va ganando terreno lentamente pero sin freno. 


La situación familiar de Genoveva es muy complicada,  su padre tiene una ideología comunista frustrada, su madre vive ensimismada en sus pensamientos, su abuela paterna sufre por una enfermedad pulmonal, su hermano menor nació enfermo y su mejor amiga Inés está obsesionada con su peso. Todos estos personajes van tomando cuerpo y profundidad  a medida que Genoveva nos va dando información sobre ellos mientras narra su día a día en el pueblo de thérox.
Las vivencias de Genoveva enriquecen  el relato. Experiencias como su relación con las monjas  de su colegio. Sus confortaciones con las madonas,  un grupo de niñas que se creen mejor que los demás porque sus padres ganan mucho dinero con el negocio del narcotráfico. La amistad que busca en ella Vaca flor la exmadona.  Sus clases con el maestro Hernán que le enseña los secretos del universo.  Estas vivencias enriquecen cada recurso que se utiliza en la trama llenándolos de un poderoso simbolismo que va creciendo hasta alcanzar una dimensión sobrecogedora y se corta perfectamente en un abrupto final.

El hilo conductor de la historia es el pensamiento de Genoveva, esa manera de ver las cosas tan particular del personaje. A pesar de ser una niña de dieciséis años, Genoveva  nos habla con una seguridad y un sarcasmo como si ella tuviera todas las respuestas. Su gran deseo es trascender y dejar atrás todo lo que la ata. 
Foto by Fabricio Cárdenas