lunes, 23 de junio de 2014

¡Hey niño!, ¿en qué gastaste tu dinero?

(Experiencia de trabajar en la feria #1)

Esa pregunta se la hacíamos, junto con mi compañera, a los niños que entraban al estand donde trabajamos, muchos de esos niños llevaban más dinero del que yo gané en la feria, y noté que invertían la mayoría del dinero que llevaron en: comida, café, golosinas, llaveros, poleras, broches, posters y con lo que les sobraba iban y escogían un libro, para que sus madres no los regañen por gastar en "burreras'', ( lo escuché decir a un grupo de estudiantes de primaria).

Me pareció irónico que, en la Feria del libro, a muchos niños lo que menos le interesó fueron los libros.

Los profesores que estaban a cargo de los jóvenes estudiantes miraban asombrados las compras compulsivas de sus alumnos, pero no decían nada al respecto. Creo yo, que los maestros deberían inculcarles más la lectura a sus pequeños estudiantes para que adquieran un gusto por ella ya que es buena para el ser humano, y muchos padres enseñarles en cómo gastar dinero responsablemente y los beneficios del ahorro.


Pero, hay que destacar, que no todos los niños que asistieron a la feria llevaban mucho dinero y otros tantos que sí iban en busca de libros nuevos para leer, estaban los niños aficionados a los dinosaurios y buscaban libros sobre esas especies extintas, los fanáticos de la saga de Benjamín (libro que cuenta las aventuras de Benjamín, un pequeño grillo que junto con sus amigos estudia y toca música barroca en un conservatorio) y otros que buscan un libro nuevo e interesante que llame su atención (pero ojo, la mayoría de estos iban acompañados de sus padres, quienes tomaban la decisión final sobre la compra).