jueves, 15 de octubre de 2015

Grandes Cuentistas: Ernest Hemingway

En la pasada decimoquinta edición de la Feria Internacional del Libro Santa Cruz de la Sierra se podía encontrar libros de grandes autores de cuentos. Hablaremos de algunos de ellos: Edgar Allan Poe, Anton Chéjov, H.P. Lovecraft, Jorge Luis Borges y Ernest Hemingway. Autores que fueron trascendentales para la evolución del género del cuento. Tanto la técnica y la trama de sus cuentos han sido y siguen siendo inspiración y guía para los cuentistas contemporáneos. En esta nota veremos a Ernest Hemingway y su teoría del Iceberg.

Ernest Hemingway nació  en Oak Park, Illinois en los Estados Unidos. Se dedicó a la escritura y al periodismo, participó de las dos guerras mundiales y de la guerra civil española. Escribió varias novelas, entre las que se destacan “Por quién doblan las campanas” y “El viejo y el mar”; además publicó varios libros de cuentos. Tuvo una vida como pocos, se casó cuatro veces, viajó a muchos lugares, luchó en tres guerras y sobrevivió dos accidente aéreos consecutivos para terminar suicidándose. Era un tipo de carácter fuerte. En la película  “Hemingway & Gellhorn” interpretada por Clive Owen y Nicole Kidman se puede apreciar el periodo de la guerra civil española en la vida de Hemingway.

Hemingway desarrolló la teoría del Iceberg en la basa en su trabajo. Esta explica que lo más importante de un relato no es lo que se escribe sino lo que se omite. El lector va sobrentendiendo cosas que el autor sabe pero que evita explicitar. Esto se puede ver también en los trabajos de  Anton Chéjov donde la fuerza del cuento cae en lo que está por debajo de la aparente trivialidad de los hechos narrados. Hemingway nos dice que siempre se narran dos historias: una explícita y otra que está por debajo. Esta puede aparecer al final o dejarnos con la duda. La teoría del Iceberg está bien difundida entre los escritores contemporáneos y es de gran importancia.


Otro de mis objetivos para comprar en la pasada decimoquinta edición de la Feria Internacional del Libro Santa Cruz de la Sierra era encontrar libros de Hemingway. El primer día tuve la suerte de encontrar dos tomos en el estand de la Librería Lectura (La Paz). Volvía al día siguiente y ambos habían desaparecido. Llegaron más tomos pero tan pronto como llegaban la gente se los llevaba, al final no pude comprarlos. A pesar de mi mala suerte  creo que es bueno que el público cruceño lea a Hemingway. 

Foto by Fabricio Cárdenas