sábado, 23 de marzo de 2013

Y como no hay uno sin dos...

Ladrones de corbata y guante blanco
Maestros en el hurto y el amaño 
Ministrables que aspiran al escaño 
Mediocres que se asientan en un banco

Marionetas en manos de truhanes
Avestruces que esconden la cabeza
Peleles manejados con destreza
Perezosos que aceptan los desmanes

Si dejan todo atado y bien atado
Si pretenden hundirnos en el lodo
Si cuentan con un pueblo aborregado

Si sus burlas nos hieren de algún modo           
Si no atajamos pronto este atentado
Agita el cóctel bien… ¡y que arda todo!