lunes, 25 de febrero de 2013

Creo que estas Crónicas Autobombásticas merecen ser resucitadas por un instante para hacerse eco de la reseña que el anagrama de Eza Quilla I le dedica a la novela del anagrama de Marta Polbín, con guiño incluido a este Colectivo moribundo. Hela aquí.