domingo, 6 de mayo de 2012

Victoria ante el Málaga que nos mete y acerca a Europa

Pasito hacia adelante del Atleti que con la victoria ante el Málaga asciende hasta el quinto puesto de la clasificación, un resultado que pocos apostaban alcanzar hace apenas un mes. Sin embargo en la mente de todos los atléticos quedan los dos puntos que se escaparon en el último suspiro del partido ante la Real Sociedad y que nos tendrían ahora en el cuarto puesto que da la posibilidad de acceder a la Champions.

Quien siga habitualmente este blog sabrá que llevo varias jornadas avisando que el Atleti tenía posibilidades de ser cuarto, incluso de ser terceros por que los demás equipos tenían que jugar entre sí, compromisos difíciles, enfrentamientos frente a los primeros de la clasificación... Pero para llegar a eso un componente de la ecuación era que el Atleti ganara sus partidos, no hacía falta ganarlos todos desde hace un mes y medio, pero sí al menos ganar los directos: se ha ganado frente al Málaga, pero se perdió ante Levante y Mallorca (ahora rivales por la Europa League), había que además ser fuertes en casa y se empató con la Real, cualquiera de estas posibilidades perdidas nos bastaban para estar ahora mismo en el cuarto puesto, con dos de esos partidos ganados quizás todavía estaríamos luchando por el tercer puesto, qué difícil se veía entonces y qué fácil parece ahora que lo hubiéramos tenido. Incluso si el Málaga hubiera empatado frente al Valencia en partido reciente en lugar de ganar ahora mismo el Atleti sería cuarto.

El caso es que nos presentamos en la última jornada del campeonato partiendo del 5º puesto y con dos posibilidades entre nueve de ser cuartos, sin embargo ni siquiera tenemos asegurada la Europa League, nos basta ganar el último partido e incluso perdiendo podríamos estar pero ya dependiendo del resto de partidos. Más abajo profundizaré sobre esto, hablemos del partido de ayer.

Tarde lluviosa en Madrid, en los prolegómenos del partido se rindió homenaje a los jugadores Perea y Antonio López, homenaje que quedaba deslucido por el vacío en las gradas pues ante la arreciante lluvia la mayoría de espectadores aguardaba a cubierto bajo los anfiteatros el comienzo del partido. Una vez iniciado el partido se comprobaría que había una buena entrada (tres cuartos) con abundante presencia malagueña, seguramente una victoria ante la Real nos habría traído una mejor entrada.

El Cholo sólo dio descanso inicial a Arda Turan pensando en el partido del miércoles en Bucarest, pero como la presencia europea no está asegurada y la posibilidad de entrar en Champions seguía ahí, no podía reservar a más titulares, una ventaja de la que si ha dispuesto el Bilbao, quien tiene la presencia europea asegurada por ser finalista de la Copa y ayer ya no contaba con posibilidad de entrar en Champions. Así el Atleti saltó al césped con Courtois, Filipe Luis, Miranda, Godín, Juanfran , Diego, Mario Suárez, Tiago, Salvio, Adrián y Falcao.

El Málaga también se jugaba ayer lo suyo, con un abanico amplio que iba de entre seguir luchando por alcanzar el tercer puesto, asegurarse el cuarto puesto o asegurarse la participación en Europa como ocurre ahora mismo a pesar de haber perdido finalmente. Con esta motivación, y como continuación de la gran campaña que está realizando el Málaga (sobre todo en la segunda vuelta), salió a por todas y durante prácticamente toda la primera mitad los malagueños fueron amos y señores del partido con el Atleti incapaz de ordenar un ataque en condiciones y sufriendo mucho atrás. De hecho el Málaga tuvo varias ocasiones claras de marcar, unas veces desbaratadas por Courtois y otras falladas por sus propios jugadores, incluso hubo un posible penalty cometido por Dominguez no señalado. Y tanto va el cántaro a la fuente que finalmente lograrían adelantarse los malagueños merced a un potentísimo y lejano disparo obra de Eliseu que se colaba por la escuadra derecha del meta rojibanco.

Se llegó al descanso con la sensación de que poco se podría hacer pues este resultado complicaban mucho las aspiraciones atléticas, el centro del campo no funcionaba bien,con Mario Suárez nuevamente perdido y con Salvio totalmente inoperante. A Adrian y a Falcao apenas se le vio con el balón en los pies, aunque si tuvieron una ocasión clarísima con 0-0 en el marcador en un rápido contragolpe realizado por el asturiano quien pasada al colombiano y este sorprendentemente en boca de gol lanzó el balón donde más difícil parecía mandarlo: fuera de la portería. Poco después llegaría el gol malaguista comentado.

Tras el descanso el Cholo sienta otro partido más a Mario Suárez para dar entrada a Koke. El partido daría un importante giro y el Atleti quizás por la ausencia de Mario, y quizás motivado en el descanso salió con otra actitud y pasaba  a ser dominador, de esta manera llegará el primer gol obra precisamente de Koke, tras volear un balón rechazado por el portero malaguista en un saque de esquina. 

El empate hacía vibrar a la desilusionada afición que volvía a intentar empujar al equipo que creaba más ocasiones, también tuvo alguna el Málaga, fruto sobre todo de ciertos nervios en la defensa que se empeñaba una y otra vez en que fuera Miranda quien tuviera el balón en los pies (digno sucesor de Perea).

Pero la alegría no sería completa hasta que en el minuto 79 (¿por qué esa norma estúpida de que en estos partidos no haya cronómetro en el estadio?, como si los jugadores no fueran informados de lo que llevan jugado y de los resultados en el resto de partidos) llegaba el segundo gol atlético, esta vez obra de Adrian. Después tocaría jugar casi 15 minutos como en los últimos partidos frente a Real y Betis, sufriendo el constante acoso del contrario y cediendo un córner tras otro.

Finalmente el Atlético lograría mantener el resultado que nos hace al menos soñar con una remota y difícil posibilidad de entrar en Champions, algo que pocos esperábamos hace mes y medio. 

La derrota del Levante ha ayudado a mantener esa posibilidad, de forma que el Atleti solo tiene que estar pendiente de su propio partido (que debe ganar en Villarreal) y del del Málaga (que no puede ganar al Sporting). De las nueve combinaciones posibles en estos dos partidos, sólo nos valen dos (un 18%) para entrar en Champions, pero eso sí, no son tampoco fáciles, pues el Atleti juega en un campo históricamente difícil como es El Madrigal, en un duelo en el que el equipo amarillo se juega el descenso y solo depende si mismo si gana). Por contra el Málaga recibe a un Sporting prácticamente descendido al que solo le vale ganar y que pierdan Rayo y Zaragoza (una única combinación entre 27 posibles).

Por otro lado la participación en la Europa League no está tampoco asegurada, la tendríamos de antemano si el miércoles ganamos la final de esta competición en Bucarest, el ser campeones nos clasificaría directamente para la fase de grupos. De no ser así nos valdría el quinto puesto que actualmente ocupamos y que mantendríamos si ganamos en el último partido, con este quinto puesto habría que jugar una eliminatoria previa. De quedar sextos habría que jugar dos eliminatorias previas. 

De no ganar nuestro último partido deberemos estar pendientes de lo que hagan Mallorca, Levante y Osasuna; con los dos primeros tenemos perdido el goalaverage particular. No existe posibilidad de que se de un cuádruple empate a puntos (que nos dejaría fuera), y el único triple empate posible sería entre Atleti, Mallorca y Levante que nos dejaría siempre fuera de Europa.

Pero de momento y antes de echar mano de todas estas cábalas, ahora tocar pensar en la final del miércoles ante el Bilbao en Bucarest