viernes, 30 de septiembre de 2011

LA PLENITUD DE LA VIDA

Sin un ideal, si un propósito en la vida, sin un esfuerzo constante por superarse y sin una continua acción para llevar a cabo dichos objetivos, podríase decir que la vida carece de total significado.
El ser humano debe estar en constante evolucion, porque la vida es un continuo movimiento; nada en ella permanece apacible, nada se mantiene estable; la existencia debe ser una búsqueda contínua de realización, una continua fijación de metas, una permanente conquista de logros.
Nada nos debe dejar plenamente satisfechos, ningún éxito, por muy grande que éste sea, debe arrebatarnos el deseo de ir hacia nuevas conquistas. El placer total no esta en llegar a la alta cima, sino en el esfuerzo que se realiza cotidianamente para lograr nuestra meta.
Día tras día, sin desistir jamás, tenemos que esforzarnos para incrementar nuestra valía. El pleno aprovechamiento de nuestros talentos, el incremento constante de uestros valores intelectuales morales y espirituales, nos llevará a la total realización de nuestras vidas.
Abre muy bien tus ojos, que aún existe la vida esperando que quieras vivirla. Aprende cosas nuevas; llénate de sabiduría. Si rompes un poco la rutina, también acabarás con la monotonia.
Frente a tí hay nuevos horizontes, cosas tan grandes como aún no te imaginas. Hay tantas y tantas cosas para tí reservadas,q ue solo bastará que te atrevas a dar lo mejor de tí mismo, para que de inmediato comiences a recibirlas.
¿Tú qué opinas?