jueves, 20 de enero de 2011

EL CONTROL DE PLAGAS LES DESEA UNAS FELICES FIESTAS

Estaba entrando yo en el portal de mi casa cuando justo antes de llegar al ascensor, a la altura de donde se encuentran los buzones atrincherados, me agacho, y recojo una graciosa tarjeta de felicitaciòn que llegaba con cierto retraso con respecto a las fechas en las que ya nos encontramos
"EL CONTROL DE PLAGAS LES DESEA UNAS FELICES FIESTAS"
Gracioso ¿no?.
Riàmonos.
"Ninguna democracia podrìa funcionar si desapareciera la confidencialidad de las comunicaciones entre funcionarios y autoridades ni tendrìa consistencia ninguna forma de polìtica en los campos de la diplomacia, la defensa, el orden pùblico y hasta la economìa si los procesos que determinan esas polìticas fueran expuestos totalmente a la luz pùblica en todas sus instancias"...Esto es uno de los apuntes que anota Mario Vargas LLosa en El Paìs del 16 de enero de 2011 en la secciòn La Cuarta Pàgina con el tìtulo "Lo privado y lo pùblico".
Igual esto ya no es tan gracioso (aunque si quieren pueden reirse).
No puedo evitar, yo una vez màs, acordarme de Angèlica Liddell...dice Combeferre, en Perro Muerto En Tintorerìa: Los Fuertes,
"-¡Habèis firmado al pie de la letra, al mismìsimo pie de la letra! ¡Habèis participado, sì señor, habèis participado! Habèis firmado al pie de la letra el Contrato, el Contrato, habèis firmado un Contrato en el que dice, dice muy claramente, tal vez con excesiva claridad, dice Rousseau: 'la conservaciòn del Estado es INCOMPATIBLE con la conservaciòn del enemigo, es preciso que uno de los dos perezca, y cuando se hace perecer al culpable es menos como ciudadano que como enemigo', lo habèis firmado, lo habèis firmado con creces, el Contrato de Rosseau, una y otra vez, el Contrato, gracias al Contrato habèis invadido paìses, habèis hecho saltar por los aires islas enteras, habèis aniquilado, sì señor, aniquilado, simplemente aniquilado al enemigo, una y otra vez, al enemigo."
Ellos diràn que nadie va a querer a la civilizaciòn como ellos.
Dice este premio nobel que acababa de leer un artìculo de Fernando Savater sobre Wikileaks y Julian Assange en el nùmero del 23 de diciembre de 2010 al 6 de enero de 2011 de la revista Tiempo. Comparto, yo con Fernando y el nobel,
que las "revelaciones...informaciones...opiniones" desveladas tal vez no sorprendan a casi nadie y que sean presumibles (incluso sabidas, como dice Savater)
...
pero de ahì a sentenciar con un
"que lo que prevalece en ellas es sobre todo una chismografìa destinada a saciar esa frivolidad que, bajo el respetable membrete de transparencia, es en verdad el entronizado derecho de todos a saberlo todo, que no haya secretos y reservas que puedan contrariar la curiosidad de alguien...caiga quien caiga y perdamos en el camino lo que perdamos. Ese supuesto derecho es, añade, parte de la actual imbecilizaciòn social"...suscribe esta afirmaciòn con puntos y comas "nuestro nobel".
Si no he comprendido mal (y no quiero pensar que estoy leyendo entre lìneas), dicen ambos que nuestros gobiernos, en petit comitè, traman una imbecilizaciòn social, pero que en realidad somos nosotros solos los que nos promovemos imbèciles. Miren, asì es como hablan y opinan los dictadores modernos, la nueva lìnea de dictadores (digo modernos y nueva lìnea porque lo que se lleva ahora es algo màs "sutil" y "elegante", ya no se llevan los golpes de estado, eso es cosa de otra època, da igual la ideologìa...de eso se aprovechan...la "democracia" es lo menos malo...). Aunque hay cierta verdad en sus palabras. Què peligroso es el campo de la fe y la esperanza.
Continuo.
Dice Mario que la desapariciòn de la demarcaciòn de lo pùblico y lo privado socavarìa los cimientos de la democracia, que inflingirìa un rudo golpe a la civilizaciòn.
(Seguro que a Mario le encantarìa decir que nadie como èl y nuestros gobiernos, pùblicos o privados, va a querer la civilizaciòn como ellos...seguro que le gustarìa y seguro que esto es asì...nadie la va a querer como ellos).
LO PÙBLICO Y LO PRIVADO. En vez de escribir en o leer la revista Tiempo, Fernando y Mario (sobre todo Mario) deberìan ir a ver las piezas de Angèlica Liddell.
Nuestro "entrañable" dictador Ricardo en El Año De Ricardo de la autora nombrada hace pocas palabras...cito..."Ricardo se siente enfermo. Catesby amasa sobre la frente de Ricardo paños mojados en agua frìa...(Ricardo comienza a hacer discurso entre delirios)
-...Dice que no seremos muchos para volver a empezar. Apenas un grupo de lisiados para reconstruir el mundo. Dice que no recibiremos ayuda. Dice que nos quedaremos solos. Dice que el calor romperà las reglas. El infierno lamerà las jorobas de la tierra embutiendo la ira en los brazos de los hombres. Parturientas moriràn en cuanto expulsen a sus hijos deformes, como les ocurre a algunos paràsitos nada màs desovar. Eso dice. Con esas palabras. Agorero del demonio. Maldito profeta. No sabe que yo amo a los seres deformes. No sabe que yo hago todo esto en nombre de los seres deformes. No sabe hasta què punto estàn relacionados mi ser privado y mi ser pùblico. Mi horrible infancia y el Estado. Mi guerra es una prolongaciòn de mi vida, como un brazo. No hay que dar explicaciones. Yo cuidarè y amarè a cada uno de mis monstruos. Los escritores, los escritores...no sè còmo mierda lo hacen. A mì no me sale ni una sola palabra. No puedo escribir. Sòlo puedo copiar..."
No puedo màs que repetir exactamente el pàrrafo de lìneas màs atràs
"Dice Mario que la desapariciòn de la demarcaciòn de lo pùblico y lo privado socavarìa los cimientos de la democracia, que inflingirìa un rudo golpe a la civilizaciòn.
(Seguro que a Mario le encantarìa decir que nadie como èl y nuestros gobiernos, pùblicos o privados, va a querer la civilizaciòn como ellos...seguro que le gustarìa y seguro que esto es asì...nadie la va a querer como ellos)."
Ahì queda eso.
Y es que luego dice, sentencioso Mario, "En una sociedad libre la acciòn de los gobiernos està fiscalizada por el Congreso, el Poder Judicial, la prensa independiente y de oposiciòn, los partidos polìticos, instituciones que, desde luego, tienen todo el derecho del mundo de denunciar los engaños y mentiras a los que a veces recurren ciertas autoridades para encubrir acciones y tràficos ilegales."
Si nos fijamos en, literalmente, las palabras utilizadas en este pàrrafo, creo que no es compatible el uso de las palabras "sociedad libre" con las palabras "acciòn de los gobiernos", el uso de "prensa" con "independiente", y mucho menos "sociedad libre" con "partidos polìticos" e "instituciones"...y ¿què es eso de "tienen todo el derecho del mundo"?...Menos mal que Mario, finalmente, le diò a la literatura y no a la polìtica.
Y no pensèis que aquì acaba su artìculo (que lo parecìa ¿eh?). El nobel continùa, "lo que ha hecho Wikileaks es destruir brutalmente la privacidad de las comunicaciones en las que los diplomàticos y agregados informan a sus superiores sobre intimidades polìticas, econòmicas, culturales y sociales de los paìses donde sirven. Gran parte de ese material està conformado por datos y comentarios cuya difusiòn, aunque no tenga mayor trascendencia, sì crea situaciones enormemente delicadas a aquellos funcionarios y provoca susceptibilidades, rencores y resentimientos que sòlo sirven para dañar las relaciones entre paìses aliados y desprestigiar a sus gobiernos...blablabla..."
¡JÒDETE CON EL COLEGA!(y perdonen la expresiòn, como dirìa Juan Josè Millàs) , la privacidad de las comunicaciones...¡intimidades polìticas, econòmicas, culturales y sociales!...joder joder joder...datos y comentarios cuya difusiòn no tiene mayor trascendencia PERO sì que crea situaciones enormemente delicadas...¡Ah! vale, entonces me quedo màs tranquilo...porque claro, no vaya a crear susceptibilidades, rencores y resentimientos y a la salida del "cole" no se vayan a "pegar"...¿pero tù a quièn te crees que te estàs dirigiendo, Mario? ¿a "observadores de la actualidad polìtica" como mencionabas al comienzo de tu artìculo?...¡venga no me jodas!...
Pero bueno, para no soliviantar los ànimos y refrescar el ambiente, prosigue Mario con el siguiente corta-pega-y-mezcla-just-do-it, "Si no existiera (refirièndose a Julian Assange), nuestro tiempo lo hubiera creado tarde o temprano, porque este personaje es el sìmbolo emblemàtico de una cultura donde el valor supremo de la informaciòn ha pasado a ser la de divertir a un pùblico frìvolo y superficial, àvido de escàndalos que escarban en la intimidad de los famosos, muestran sus debilidades y enredos y los convierten en los bufones de la gran farsa que es la vida pùblica. Aunque, tal vez, hablar de 'vida pùblica' sea ya inexacto, pues, para que ella exista deberìa existir tambièn su contrapartida, la 'vida privada', algo que pràcticamente ha ido desapareciendo hasta quedar convertido en un concepto vacìo y fuera de uso...(el que quiera acabar con este discurso de lo pùblico y lo privado que se meta en la web de El Paìs)..."
(Ruido aplausos). ¿A que pensabais que no se podìa superar?...y cuando lo pensabais, va y te suelta esta perlita. Me gusta como piensas, Mario, me gusta como piensas, me gusta esa capacidad tuya de mezclar sin pudor lo salado y lo dulce, ese uso tuyo indiscriminado de la lija los restos y el serrìn, porque tù lo vales, sì señor, prensa rosa polìtica circo entretenimiento y pilares de los valores humanos, como en un anuncio de Volkswagen o Nike o Mac Donalds o quèseyo...

Espíritu inalterable.


Los años pasan, la vida pasa, y hay algo que no cambia, un espíritu que despierta un deseo. Un espíritu único que produce más fascinación cada día. Concebido con el carácter inconformista de siempre pero con más dinamismo, mayor control en cualquier circunstancia y mayor deportividad. Libertad de movimientos en todos los sentidos.


Tù eres publicista, ¿no, Mario?.
En fin, como no quiero ser yo el centro de esta entrada, le cedo las ùltimas palabras a nuestro invitado
Que los gobiernos elegidos en comicios legítimos puedan ser derribados por revoluciones que quieren traer el paraíso a la tierra (aunque a menudo traigan más bien el infierno), qué remedio. O que lleguen a surgir conflictos y hasta guerras sanguinarias entre países que defienden religiones, ideologías o ambiciones incompatibles, qué desgracia. Pero que semejantes tragedias puedan llegar a ocurrir porque nuestros privilegiados contemporáneos se aburren y necesitan diversiones fuertes y un internauta zahorí como Julian Assange les da lo que piden, no, no es posible ni aceptable.


TE QUEREMOS MARIO.