lunes, 20 de diciembre de 2010

Pequeñas historias de un niño llamado Max

El pequeño Max está tranquilo , acomodado plácidamente en un ambiente cálido y húmedo; se siente en paz y algo parecido a una melodía llega a sus oídos por encima del repiqueteo constante de los latidos maternos. Está a punto de salir, siente como el vientre de su madre empieza a contraerse. Empieza a estar incómodo y a revolverse, tal vez una vuelta más y consiga hacerse con algo más de sitio, pero...¿Qué es ese molesto cordón que empieza a apretarle el cuello?