viernes, 14 de mayo de 2010

STEVE JOBS PARTE II

A los 19 años, Steve Jobs volvió a California. Comenzó a trabajar en Atari, donde tan solo había 14 empleados. Su intención era ahorrar lo suficiente para hacer un viaje a la India, motivado por las inquietudes espirituales que habían nacido en él en sus idas al comedor de los Hare-Krisna. Más Steve era muy descuidado en su arreglo personal. Poco se bañaba y nada le preocupaba cambiarse de ropa. Su jefe decidió cambiarlo al turno de la noche, para que no molestara a sus compañeros con su mal olor.
Era un chico demasiado talentoso, así que le toleraban muchas cosas. Poco tiempo después surgió su gran oportunidad: A cambio de realizar un trabajo en Alemania, la empresa se comprometía a financiarle su añorado viaje a la India. Sin embargo poco tiempo después regresó a California bastante desanimado de su experiencia espiritual. No encontró lo que buscaba. No obstante apareció con la cabeza rapada y sus holgadas ropas hindúes.
Le encargaron el proyecto de diseñar un juego llamado “Breakout”, y un compañero llamado Steve Wozniak colabora con él en el proyecto. El precio que pagaron por el trabajo fue de $ 5.000 dólares, sin embargo Steve le mintió Wozniak engañó a Jobs y solo le dio $ 350, diciéndole que sólo habían pagado $ 700.
Posteriormente Wozniak y Steve Jobs construyeron un ordenador con piezas de deshecho y Jobs convenció a su compañero de fundar su propia empresa, siendo así como nació la Apple Computer Co. En la cochera de la casa de un tio de Steve Jobs. Así nació el Apple I.
Jobs fue luego a una tienda de electrónica y logró conseguir una orden de 50 ordenadores a $ 500 dólares cada uno. Esto les llenó de optimismo y con gran afán se empeñaron en construir un nuevo modelo que careciera de ventilador, cosa que molestaba demasiado a Jobs, y que tendría diversas funciones adicionales que los ordenadores similares que entonces se comercializaban, además de utilizar menos componentes.
Después de algunos descalabros y grandes penurias debido principalmente a una inadecuada promoción de sus productos, en 1979 lanzan el Apple II, con un diseño totalmente renovado, integrando en su nueva máquina una unidad de disco, que los puso muy por delante de sus competidores, incluyendo además una hoja de cálculo, cosa que atrajo la atención de numerosos programadores.
De pronto comenzaron a acumularse los pedidos, y Apple se convirtió en la compañía de más rápido crecimiento de Estados Unidos. El 12 de Diciembre de 1980, la compañía cotiza en la bolsa, facturando 2.000 millones de dólares
Más las tensiones entre él y su socio iban en incremento. Jobs es un tipo de mala fama, ciertamente se le reconoce como un hombre de aguerrido, emprendedor, creativo e innovador, pero también tirano, colérico y egocéntrico. Es un personaje con doble personalidad. Es capaz de motivar y empujar a sus ingenieros para que lleguen a sus límites intelectuales, más también puede ser muy cruel, gritando a sus subordinados o despidiendo gente a voluntad. Se dice que de pronto irrumpía el trabajo de alguno de sus empleados, pidiéndole que justificara en medio minuto lo que estaba haciendo, si no le satisfacía la respuesta, era despedido. Esto sin duda fue lo que motivó a que de pronto, en una jugada maestra lo expulsaron de su compañía. Quedándose con sus millones ganados, pero en la calle.
Más Steve Jobs ya estaba demasiado arriba como para rendirse. Aunque en aquél momento no lo vio así, el que lo hayan despedido de Apple fue una de las mejores cosas que le pasaron. De nuevo se pusieron en reto todas sus capacidades, sus cualidades emprendedoras y cambió el peso del éxito por la ligereza de comenzar de nuevo, ser un principiante, con la incertidumbre de emprender un nuevo camino.
Steve dijo en su discurso a los graduados de la universidad: “Es muy duro el pasar por un momento de pérdida, de soledad; de haber encontrado un anhelo, un proyecto, y de pronto ver como si todo nuestro esfuerzo hubiera sido en vano. Y es fácil pensar en la derrota tras esta dura experiencia.
Pero si tenemos claros nuestros objetivos, nuestras metas, si queremos repelar por ellas, una y otra vez nos levantamos a pesar de los golpes que podamos sufrir.
Para encontrar ese objetivo, tanto personal como profesional, hemos de escucharnos para saber por dónde encaminar nuestra vida; si es el camino que queremos andar, si lo andamos con el corazón, nuestros pasos serán firmes. A pesar de todo.”
Muy molesto, fundó NeXT, con el apoyo de algunos de sus compañeros que le habían ayudado a construir la Macintoch en Apple, la cual fue su último proyecto realizado para esta compañía. Su nueva empresa constaba de tan solo 6 personas. Los siguientes 5 años serían uno de los períodos más creativos de su vida.
En 1986 toma una atrevida decisión y compra el estudio Pixar a George Lucas por 5 millones de dólares. Una negociación demasiado arriesgada, pero que con el tiempo daría grandiosos frutos.
Las grandes cualidades de negociador de Steve Jobs le llevaron a asociarse con los estudios Disney para crear en Pixar, Toy Store, el primer largometraje realizado íntegramente por ordenador. La película fue un rotundo éxito, consiguió un Oscar y fue el mayor éxito de taquilla de 1995. Después llegó Bichos, otro éxito muy importante. Pixar se cotiza en la bolsa y el dinero se multiplica hasta alcanzar los mil quinientos millones de dólares.
Y mientras Steve Jobs crecía a pasos agigantados, en Apple, ya sin Jobs, los problemas se multiplicaban. La compañía comenzó a tener dificultades con sus productos y perdía miles de millones de dólares al año, por lo cual despidieron a 4.000 empleados. Todo esto se debio a que Microsoft se estaba comiendo el mercado después del lanzamiento de su innovador Windows 95.
Con la situación bastante crítica, Apple hace una negociación con Steve Jobs y de pronto ambas compañías se fusionan, pasando nuevamente Jobs a formar parte de Apple. De nuevo en casa, Jobs emprende una serie de acciones, y en 1997 firma un contrato con Microsoft, que compra parte de Apple, lo cual permite que se realice una versión Office para la Mac. Como fruto de estas negociaciones, en 1998 Apple vuelve a tener ganancias.
Fruto de las primeras acciones realizadas por Steve Jobs a su regreso, fue la creación de un nuevo ordenador más sorprendente de los últimos años, el iMac, una PC transparente con un diseño futurista y llamativo. Steve le dedicó demasiado tiempo y esfuerzo, más los resultados fueron espectaculares, ya que fue el ordenador más vendido en Estados Unidos la pasada Navidad, colocando de nuevo a Apple entre las cinco grandes marcas de PC en Norteamérica. Además la compañía uvo 106 mllones de dólares de beneficios, y sus acciones en la Bolsa se revalorizaron un 150%.
Más el verdadero éxito estaba aún por llegar. Primero fue la iTunes Store, que se convirtió en la revolución musical en Internet, colocándose en el liderazgo de la distribución de música y video on-line. Y después sería el famoso iPod que se ha convertido en uno de los artículos más exitosos de los últimos tiempos.
Actualmente Apple ha vendido más de 100 millones de iPods. Y mientras todo mundo se empeña en copiarles el producto, Steve Jobs lanza el iFone que deja a todos sus competidores prácticamente en la lona.
Steve Jobs nunca se rinde, ni siquiera bajó la guardia el año de 2004 cuando le diagnosticaron cáncer en el páncreas. Entonces aprendió que el tiempo de todos nosotros es limitado, así que no lo debemos de gastar viviendo la vida de otros. No debemos de permitir que la opinión de los demás, sus temores, sus pesimismos, ahoguen nuestra propia voz. Hay que tener el coraje suficiente para seguir la voz de nuestro propio corazón, la voz de nuestra propia intuición. Todo lo demás es secundario.
Una frase que Steve Jobs se dice continuamente a sí mismo y a todos los que alguna vez le otorgan la palabra es: “Sigue Hambriento, sigue Alocado”, o dicho de otra forma: Sigue luchando, jamás te rindas”.