domingo, 11 de octubre de 2009


El héroe que nunca deja de emocionar
22:22Con el gol a Perú en el último minuto de descuento, Palermo agregó otro capítulo a su increíble historia. "No me esperaba la oportunidad de cerrar mi carrera con este momento", admitió después del triunfoHISTORICO. Como alguna vez le tocó a Ricardo Gareca, Martín Palermo la empujó y desató la alegría de Argentina ante Perú. (Télam)
foto = new Galeria( document.images["Foto"], Array('/diario/2009/10/10/um/thumb/palermo_seleccion.jpg'), document.getElementById("FotoEpigrafe"), Array('HISTORICO. Como alguna vez le tocó a Ricardo Gareca, Martín Palermo la empujó y desató la alegría de Argentina ante Perú. (Télam)'), document.getElementById("vinculoFoto"), Array('1175417'), document.getElementById("numeroFoto") ); foto.setFoto(0);
mas informacion

"He pasado buenos y malos momentos, y esto es para sentirlo y emocionarse", la voz de Martín Palermo en el anillo del Monumental se sumó al grito de gol que todavía retumbaba en las paredes del estadio. El Titán salió al rescate de todos. De Maradona, de la gente, del equipo. ¿Quién lo hubiera pensado en el 99, después de aquél fatídico partido con Colombia por la Copa América? Con esa emoción que evocaba, el goleador contó sus sensaciones después del triunfo por 2-1 sobre Perú: "Hay que culminar el día miércoles. Sufrimos mucho, sufrimos hasta lo último, pero sabemos que tenemos que ir a ganar a Uruguay", explicó. Y después casi se quiebra cuando habló de Stéfano, ese hijo que se le fue: "Siempre lo sé que me ayuda, está desde arriba ayudándome siempre. En este momento, cuando más lo necesito", dijo al borde del llanto. "La posibilidad de que me da la Selección de vivir este momento. No me esperaba la oportunidad de cerrar mi carrera con este momento. El futbol tiene esto y después de diez años me da esta oportunidad", dijo el implacable goleador de 35 años. Y cerró: "Sabemos lo que nos estamos jugando, lo que la gente siente. Necesitaban una alegría, y creo que el día miércoles se la podemos dar". Pero no fue el único que habló. Diego Maradona lo llenó de elogios en la conferencia de prensa. "San Palermo", lo bautizó. Y Javier Mascherano mostró toda su admiración: "Una película increíble que ojalá no termine acá, que termine en otra cosa, que termine con él en el Mundial. Tiene un don y está tocado. Por surte hoy la realidad es que nos salvó a todos. Estamos más cerca, ahora depende de nosotros", contó el capitán. Y Pablito Aimar confesó: "Martín está siempre ahí. Me tocó sufrir sus goles pero esta vez los disfruto". Como todos los hinchas del fútbol argentino y de la Seleccion