jueves, 1 de octubre de 2009

Basta de sangre europea por el petroleo americano!