martes, 22 de septiembre de 2009

El avance de la Destra italiana



LA DERECHA SOCIAL ITALIANA – LA CONQUISTA CULTURAL

De la realidad cultural y social de la Europa del naciente siglo XXI podemos extraer algunas lecturas precisas: la cultura dominante establece gobiernos políticos. La ideología igualitarista ha llevado a que la izquierda política domine tanto dentro como fuera del ámbito partidario y político, pues posee el dominio del lenguaje y la cultura general, es decir, la meta política. La cultura está a la izquierda del pensamiento y nadie lo discute. La derecha política mira desde afuera cuando de conquista cultural se trata. Pero ante este verdadero poder, un país ha marcado la diferencia en los últimos tiempos, generando un nuevo paradigma para la derecha ideológica. Un país donde los frutos de un trabajo paciente y decidido ha generado un protagonismo único en el continente y que promete ser el referente de otros movimientos de la derecha en las próximas décadas. Conozcamos a la derecha social italiana.

En la Italia del siglo XXI, la derecha política ha dado el batacazo. La izquierda europea mira con pavor y preocupación este crecimiento de un contrincante que año a año logra nuevas conquistas. Pero no se trata de un fenómeno espontáneo ni meramente electoral. El poder de la derecha italiana radica mas allá de sus crecientes votos en las urnas, en un trabajo meta político. La derecha italiana ha logrado romper con un cerco que la izquierda había levantado sólidamente dándole el éxito social con el que hasta ahora contaba al igual que en otros países.
Digamos pues que la realidad política de la derecha italiana es el producto final de un trabajo en otros ámbitos previos y que no se ha limitado a auxiliar partidos políticos cuando se aproximan las elecciones, sino que el activismo de esa derecha estás vigente los 365 días del año sin descanso. La derecha italiana es ante todo de origen social. Los distintos conglomerados de la derecha vienen logrando establecer verdaderos nichos sociales y culturales en distintos puntos de las ciudades italianas desde hace décadas. La destra, ha comprendido la importancia de una labor comunitaria indispensable. En los ámbitos donde la izquierda contaba con un monopolio absoluto e inviolable, ahora existe una competencia que compite a la par.

La derecha italiana ha realizado además una lectura analítica que la derecha tiende a desconocer ya sea por comodidad, por no correr los riesgos, por autosuficiencia. Las sociedades postmodernas han generado un desprendimiento social incapaz de auto corregirse. Muchos expertos aceptan ya que El siglo XXI es el siglo de la inseguridad. Pero no entendamos la inseguridad como este factor meramente delictivo, sino una inseguridad más extendida y general. Podemos hablar de un vacío existencial; Una pérdida de referentes colectivos ante el empuje del individualismo cosmopolita propio de las sociedades de consumo. Lo que la política no puede solucionar lo puede corregir la acción social. Es en ese aspecto que la derecha italiana ha fijado sus objetivos básicos. Las casas sociales son un ejemplo de ello. Existen en Italia cientos de casas sociales de la destra. En ella, los ciudadanos pueden recurrir a encontrar respuestas de carácter comunitario más próximo, lugares de contención para los más jóvenes, diversión y cultura general. La sociedad autoorganizada sirve como foco de contención social a miles de personas que se unen por valores en común basados en los lazos de solidaridad que la sociedad postmoderna ha derruido.
Las agrupaciones juveniles han surgido por decenas, representado los intereses reales y urgentes de los adolescentes italianos. Fare Verde es un ejemplo de ello, una organización ecologista de la actual coalición gobernante y que ha establecido un combate en un área que parece haber pertenecido a la izquierda desde siempre.
Se trata de grupos alejados tanto del catastrofismo ecologista de la izquierda como del indiferentismo hacia los temas ecológicos de cierto liberalismo economicista, que tienen sus filas plagadas de jóvenes comprometidos con el cuidado de la naturaleza y el medio ambiente. No cabe la posibilidad de que ninguna actividad quede librada al azar. Las publicaciones intelectuales y culturales cuentas por decenas con tiradas considerables. Existen experiencias hiper novedosas desde la óptica artística y en muchas ocasiones un paso delante de la propia izquierda como es el caso de Laboratorio99.
En cuanto al activismo estudiantil secundario y terciario cabe agregar que mas del 25% de los estudiantes italianos se encuentran nucleados en sindicatos de derecha y su activismo es de los mas notorios en la actualidad. En tanto la izquierda domina los reclamos clásicos en los demás países europeos, la derecha italiana se encuentra a la vanguardia con una actitud irreverente, rebelde y auténticamente nacional.
A ello debemos sumarle actividades diversas como ser, campamentos juveniles, tiendas y librerías de literatura especializada, ferias y centros comunitarios donde se realizan ponencias y todo tipo de actividades intelectuales Socorros sociales y ayuda y colecta de alimentos y vestimenta a los que más necesitan como sucedió hace poco con el sismo acontecido en Abruzzo.
Conciertos de música folclórica y juvenil han florecido por decenas y el público que consume dicho arte musical crece año a año. El accionar de la derecha italiana ha llevado a que los insípidos gobiernos liberales y tecnocráticos preocupados por la labor meramente económica dejen nuevamente al azar una labor vital para el sostenimiento de una sociedad sana y fortalecida. La derecha social ha desplazado no solo a la izquierda de su coto de caza indiscutido sino que ha llenado un vacío que las fuerzas liberales no podían ni deseaban llenar.
Tomar conciencia de esta labor es el primer paso para una conquista real de un poder que cada día se mide más en términos culturales y sociales antes que políticos. De no tomar parte en esta dimensión tan importante, veremos como los logros electorales pueden ser destruidos o vaciados en un abrir y cerrar de ojos. Italia y la destra nos marcan el camino…

FUENTE: FORMACIONES (Ideas y reflexiones desde la derecha)


http://formaciones.wordpress.com/