miércoles, 26 de agosto de 2009

Somos un país sin influyentismos, según Calderón