lunes, 17 de agosto de 2009

FIDIPEDES EL MARATONISTA

En los tiempos en que Milcíades gobernaba a Atenas, Allá por el año 490, los griegos se vieron amenazados por el poderoso ejército persa, comandado por Darío. Sin pensarlo demasiado, Milcíades dirigió sus ejércitos para contener a Darío entablándose una dura batalla en la llanura de Maratón. El enfrentamiento fue bastante difícil, y Milcíades pronto se dio cuenta que iban a perder la batalla. Requerían urgentemente de refuerzos para doblegar a sus enemigos y de esa forma evitar la invasión. Fue por esta razón que llamaron a Fidípedes, quien era conocido como un buen corredor, dándole la orden de que fuera de inmediato a Atenas, que estaba a 40 km de distancia para solicitar ayuda.

Fidípedes, de inmediato acató la orden. Fue a Atenas y volvió con 10,000 soldados, con lo cual se ganó la batalla, quedando muertos en el campo 6 400 persas. Aquello entusiasmó demasiado a Milcíades, quien mandó llamar de nuevo a Fidípedes; más no fue para felicitarlo, sino para ordenarle que corriera de nuevo a Atenas para informar que habían ganado la batalla. Fidípedes corrió de nuevo sin parar, y cuando llegó a su destino, solo tuvo fuerzas para decir una palabra: “Vencimos”. Luego cayó muerto.

En el año de 1896, durante los primeros juegos olímpicos de la era moderna, fue creada la prueba del Maratón en honor de Fidípedes.