miércoles, 8 de julio de 2009

PAN: ¿Interinato, o tres años más?


• ¿Quién paga a los dueños de guarderías…?
• ¡¿Dónde está la lista del IMSS…?!

La característica de la verdad, mi estimado, es que no necesita otra prueba más que la verdad. Las aguas blanquiazules están alteradas, descompuestas y con una dosis importante de irritación. El tubazo marca ACME en la elección del domingo (negro) dejó en el pasmo, la ocupación y preocupación al gymboree (con minúsculas) presidencial y a Felipe Calderón que, haciendo gala de su costumbre de intervenir directamente en cuestiones partidistas, el pasado lunes literalmente se encerró, canceló agenda y dejó que el país navegara cual barco de gran calado ante la apasionante adversidad electoral.

Calderón llamó a cuentas a quien fuera su títere y operador en el PAN, Germán Martínez, para conocer, saber, sopesar, analizar y deglutir el regreso del dinosaurio tricolor y al diablo con eso de (des)gobernar los focos rojos nacionales. Ahí el inner circle & dumb squad panista respaldó la típica decisión precipitada, visceral y de mecha corta que caracteriza a Felipe para darle flit a Germán que, ya entrada la tarde con cara de fuchi y un discurso digno de la casa de la risa, entregaba su cabeza ante los malos resultados electorales de guanajuatizar el país. O sea, Felipe imponiendo sus decisiones al partido y de autonomía ni hablar.

Chingón.

Hasta para la renuncia brotaron las prácticas antidemocráticas de Los Pinos. Germán, my friend, se fue sin cuidar las formas hasta en su propio CEN y con sus consejeros. Es más, se fue también con su dosis de ambiente festivo que desencadenaba porras, risas, alivio y sorna en algunas fiestas además de las diversas expresiones de molestia, contrariedad e inquietud de panistas por el pragmatismo político impulsado por Felipe… el verdadero responsable detrás de la estrategia... fallida.

Será el lunes próximo, mi estimado, cuando se reúna el CEN azul –la orden del día ya fue elaborada– para ¿decidir si habrá interinato hasta que finalice la gestión para la cual fue electo Martínez o para atropellar el estatuto y elegir presidente del PAN por un periodo de tres años…? (that´s the edgy question).

Porque ahora que se mueven las aguas azules ante la descomunal derrota, Calderón pretende volver al pasado para tripular su partido y borrar del mapa a los adversarios. Algo así como lo sucedido en una simpática encerrona con un grupo de empresarios y analistas de medios de comunicación con un cercanísimo colaborador, amigo y cómplice de Felipe que platicaba, antes del domingo fúnebre, los pronósticos presidenciales para el 5 de julio donde el PAN aparecía como mínimo con 170 diputados y Querétaro, San Luis Potosí, Sonora y el corredor azul mexiquense en la bolsa. (Como verá, bastante atinaditos).

Ahí se espetó que la primera acción responsable sería depurar al partido y sacar a patadas a Manuel Espino, Santiago Creel, Javier Corral y a varios divertidos personajes locales de diversas entidades. Léase a los que no fueron sumisos, obedientes y dóciles, yes? Pero oooppssss… se atravesó el bulldozer tricolor y aplastó el ánimo y ¿los planes? democráticos y festivos de la banda… presidencial.

Pero la ecuación es bastante sencillita. Si en el PAN no rectifican el camino se van nuevamente al nabo sin escalas. Porque divididos por el dedito presidencial y el pragmatismo del poder (por no poder) la división será más profunda y costará más tiempo la reconstrucción que, con 10 estados el año próximo en el calendario electoral, cuyas sucesiones comenzaron el día 6 de julio, podrían colocar las velitas de otra fiesta fúnebre para el cumpleaños 71 porque la baraja para el 2012 no está flaca sino… escuálida. (Thank God!).

Así que esperemos que la soberbia del Waterloo en el calderón del PAN (no escuche los reclamos para refundar el partido) ofrezca pronto un nuevo dedazo para mangonear, aplastar y continuar con la excelsa labor de este (des)gobierno que en las formas ha dicho todo del fondo y cuyo extraordinario resultado ha sido un tiradero político...

Que sin duda debe exacerbar la emoción de la muy peligrosa adversidad.

Aunque más allá de la bambalina azul, my friend, está el contexto nacional con una presidencia débil, extenuada y rebasada ante la otra debacle: la ruta de colisión entre la crisis económica y la de seguridad.

Por la Mirilla

El muchachito Karam comparece hoy ante la Permanente y más vale entregue la lista de guarderías del IMSS, o...

¡¿no será mejor solicitarle a Carstens su intervención ya que mes con mes se paga a los dueños una cuota para (des)cuidar infantes…?!

gomezalce@aol.com