sábado, 18 de julio de 2009

inter y barça




De héroe de la Champions, a gran obstáculo en el fichaje del sueco Zlatan Ibrahimovic. En apenas dos meses, el camerunés Samuel Eto'o ha pasado de un extremo a otro en su relación con el Barcelona, que necesita para avanzar de la voluntad de un jugador herido en su orgullo. Sobre el final de la pasada temporada, Eto'o se erigía como una de las grandes estrellas del Barcelona dueño del triplete. Autor de un gol en la final de la Liga de Campeones frente al Manchester United y máximo anotador del equipo a lo largo del año, el punta fortaleció el idilio con los simpatizantes del club y parecía haber ganado su batalla personal con la dirigencia, que en 2008 ya lo había puesto a la venta. Sin embargo, un par de meses después, el delantero africano se ha convertido en un quiste en la negociación por Ibrahimovic. Así, el camerunés dispone del poder para complicarle aún más la situación a un equipo que le ha cerrado las puertas ya dos veces, a pesar de los grandes resultados deportivos obtenidos. El presidente del Barcelona, Joan Laporta, dijo ayer que ya existe un acuerdo entre el club español y el Inter, por el traspaso de Ibrahimovic. De hecho, se trataría de unos 45 millones de euros (63 millones de dólares), más los derechos de Eto'o y la cesión de Alexander Hleb. Sin embargo, la incógnita sobre el acuerdo entre el conjunto nerazzurro y el camerunés ha recobrado un protagonismo absoluto en la novela. El futbolista todavía disfruta de su semana de vacaciones concedida por el club catalán. Mientras, su representante, Josep María Mesalles, explica que evitará acordar los términos por vía telefónica y que se reunirá en la próxima semana con el presidente del Inter, Massimo Moratti. Aparentemente, el delantero se mantendrá firme en su exigencia de los 10 millones de euros (14 millones de dólares) anuales de salario y allí podría radicar el punto de conflicto con la dirigencia del último campeón de la Serie A, que no estaría dispuesta a abonar un salario cercano al que cobra el mismo Ibrahimovic (12 millones de euros). Será tiempo de que todas las partes analicen todos los puntos en cuestión. Eto'o todavía está dolido por el maltrato recibido por parte de Laporta y sabe muy bien que su contrato con el Barcelona finalizará en el verano europeo de 2010, lo cual le permitiría fichar con cualquier club como agente libre. ¿Será una piedra en el camino de la ambición azulgrana?