domingo, 19 de julio de 2009

gerlo


EL PLANTEL HOY VIAJA A CANADA, PERO LA VUELTA A LA ACTIVIDAD ESTUVO DOMINADA POR UN CONFLICTO
Un regreso en el que hubo mucha más bronca que calma
Gerlo se enojó con Gorosito porque lo marginó: "Manejamos diferentes códigos de vida", dijo el defensor.









La vuelta de River al trabajo no fue convulsionada pero tuvo un toque diferente. En la semana se supo que Danilo Gerlo no era tenido en cuenta por el técnico Néstor Gorosito. Pero, tras cinco años en el club, el defensor quiso al menos que le dieran otro trato y no enterarse por los medios y por un dirigente, en lugar de en un mano a mano con el entrenador. Por eso, al fin de la práctica, a la que el periodismo no accedió, se dirigió a charlar con el DT y pidió explicaciones. Gorosito le dijo que el tema pasaba por "cuestiones futbolísticas". Gerlo no compartió el criterio, pero se fue y dejó el tema ahí. Así, la presencia de Gallardo, Fabbiani, Ortega, Ferrari y demás quedó en un segundo plano en una mañana fría en el Monumental. Todo pasó en la previa al viaje de hoy a las 16.55 a Canadá, en donde River hará la pretemporada hasta el 7 de agosto."Ojalá todo sea una cuestión futbolística y nada más. Pero no la entiendo. Me enteré por un dirigente y no me gustó. Pero es evidente que Gorosito y yo manejamos diferentes códigos en la vida. No tengo más nada que decir. Sólo agradecerle a la gente de River por todo lo que me dio en los años que estuve en el club", dijo Gerlo y se fue contrariado sabiendo que debe buscarse club. Y mientras, entrenarse desde mañana en el predio de Ezeiza con el grupo que quedará en Buenos Aires por no ser tenido en cuenta por el técnico. Allí estarán, entre otros, Andrés San Martín, Gonzalo Abán, Sebastián Sciorilli, Emanuel Martinez, Damián Lizio y varios más.¿Qué dijo Gorosito? "Es sólo una cuestión futbolística. Pedí refuerzos en su puesto y hay varios chicos a tener en cuenta por lo que el tema está claro. No tengo nada más que decir. Los que ven algo raro es porque tienen maldad... Esto no es buscar culpables, preferimos a otros y nada más. Entiendo que él esté molesto pero no puedo detenerme a pensar en qué pensaba él para este semestre". Y le puso punto final al tema.Ayer, Clarín había adelantado que Gorosito, lejos de enojarse con los dirigentes porque no le traían refuerzos, comprendía la situación: "Con la dirigencia está todo bien. Lo que salió en algunos lados es mentira. Acá no hay problemas por más que yo quiero un par de refuerzos y que los dirigentes saben que el equipo los necesita sí o sí y si Dios quiere van a llegar. El fútbol argentino en general está en la misma situación, le pasa al Tolito en Independiente (por Gallego) y a todos. Hay algunos jugadores que son imposibles para el mercado argentino", dijo y evitó enfrentarse con las autoridades del club. Cuando se le recordó que había trascendido que Gustavo Cabral, Rodrigo Archubi, Matías Abelairas y Mauro Rosales eran "negociables", el DT lo desmintió, pero abrió el juego: "La situación del fútbol argentino hace que todos los jugadores sean negociables: si llega una buena oferta se van".En enero llegaron Cristian Fabbiani, Marcelo Gallardo y Mariano Barbosa, que ya no está. Y por ahora el único "nuevo" es Ariel Ortega (ayer hizo una campaña fotográfica para UNICEF). Pero también es verdad que para que cierre el libro de pases falta casi un mes. Deberá esperar Gorosito. Y, si no, arreglarse con lo que tiene. Que, mirando al resto, no parece tan poco.