lunes, 13 de julio de 2009

Fox-Calderón: El Encontronazo: ÁLVARO DELGADO

Un nuevo episodio de la vieja pugna entre Vicente Fox y Felipe Calderón se escenificó a raíz de la catástrofe electoral del domingo 5, pero con una particularidad: en el "deslinde" que el exmandatario hizo respecto del presidente de la República, cuya gestión criticó la semana pasada, omitió que él mismo formó parte del Comité de Planeación Estratégica de la Campaña panista. En otras palabras, Fox evitó asumir la responsabilidad que le toca en el fracaso del PAN.

Tras la peor derrota electoral del Partido Acción Nacional (PAN) en su historia de casi siete décadas, que obligó a la renuncia de su presidente Germán Martínez, Vicente Fox irrumpió públicamente para ajustar cuentas con Felipe Calderón, su sucesor en la Presidencia de la República.

El jueves 9, el mismo día en que por la noche contrajo presuntamente matrimonio religioso con Marta Sahagún y cuatro días después de las elecciones en las que no emitió su voto –estaba fuera del país–, Fox analizó el resultado electoral ante el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y le atribuyó a Calderón culpa en la debacle.

"Si se va a gobernar, hay que hacerlo bien y hay que tener éxito y resultados, porque la gente juzga y en las urnas se expresa", afirmó Fox, en lo que representa la reanudación de su vieja rivalidad con Calderón, que se manifestó en el sexenio pasado en la lucha por la candidatura presidencial del PAN y que se mantiene en el actual.

Pero en su "deslinde" de Calderón, Fox omitió decir que él es, también, corresponsable de los resultados del domingo 5: Formó parte del Comité de Planeación Estratégica de la Campaña, órgano creado por Martínez, el 26 de julio de 2008, cuando se comprometió a guanajuatizar México en 2009.

El más reciente capítulo del choque Fox-Calderón tuvo como escenario el diario Excélsior, propiedad del empresario Olegario Vázquez Raña, socio de Marta Sahagún y patrocinador financiero de la construcción del Centro Fox, junto con los magnates Carlos Slim, Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas Pliego.

Fox aprovechó la comparación que de ambos hizo el columnista Jorge Fernández Meléndez, el martes 7 en el mismo periódico, a propósito de la reacción que aquél tuvo ante la derrota en las elecciones intermedias de 2003, para formular un deslinde que enfureció al grupo gobernante.

"En aquel momento, el presidente Fox cayó en un estado de abatimiento porque había sido convencido, con encuestas mal realizadas en Los Pinos, de que podría ratificar la mayoría en el Congreso y tardó varios meses en replantearse una estrategia que jamás dio frutos", escribió Fernández en su columna Razones.

Autor de Calderón, presidente electo, un libro de extensas conversaciones con el panista antes y después de la campaña de 2006, Fernández escribió enseguida: "Felipe Calderón no es Vicente Fox y no creo que vaya a caer en el abatimiento."

Fox respondió en una carta dirigida al columnista, con anexos estadísticos de desarrollo económico y social para sustentar la supuesta eficacia del gobierno que encabezó. Redactada de manera extraña en tercera persona del singular y presentada por Excélsior como su nota principal de primera plana en su edición del miércoles 8, la carta expresaba:

"El presidente Vicente Fox durante su mandato trabajó permanentemente cerca de la ciudadanía. Hoy la gente, reclama esa cercanía a las autoridades… El presidente Vicente Fox actuó con sensatez, como un verdadero demócrata, con respeto a los poderes y con tolerancia ante los desacuerdos. Mantuvo al país en paz y con desarrollo económico."

Después de enumerar "logros" de su sexenio, Fox deslizó en la carta a Fernández: "Desgraciadamente, los acuciosos periodistas y comentaristas que hoy no pierden pisada, y son tan severos críticos de las figuras presidenciales, durante los sexenios anteriores pareciera que estaban volteando para otro lado, pues en su momento, simple y cobardemente, callaron."

Y rubricaba: "Estimado Jorge, en tu columna comparas al presidente Felipe Calderón con el presidente Fox. Efectivamente, Fox no es Calderón."