lunes, 8 de junio de 2009

Recortó Hacienda $268 millones al presupuesto aprobado a Sedeso para guarderías y estancias


  • Los recursos ya habían sido avalados por la Cámara de Diputados, informa la ASF
  • El programa buscaba apoyar a madres trabajadoras; se ignora el destino del dinero descontado

Enrique Méndez/La Jornada/8 de junio de 2009.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) hizo un recorte por 268 millones de pesos al presupuesto que la Cámara de Diputados había aprobado para el programa de guarderías y estancias infantiles que opera la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) para apoyar a madres trabajadoras, pero el órgano fiscalizador no dio seguimiento ni preguntó a la dependencia en qué utilizó dichos recursos.

Como parte de la revisión de la cuenta pública del primer año de gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, la ASF explicó que dicho programa contaba con mil millones de pesos, por lo que el recorte fue de poco más de una cuarta parte de los recursos aprobados por los legisladores.

Además, encontró inconsistencias en las reglas de operación, en el programa de registro de los menores, así como en los expedientes de éstos y los pagos a guarderías y estancias.

La disminución en las asignaciones a dicho programa se hicieron a pesar de que está definido como prioritario en el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, y está enfocado a atender a las madres que trabajan, y que constituyen ya 35.5 por ciento de la población económicamente activa (PEA).

Así, el objetivo del programa es "desarrollar servicios con enfoque de género que permitan la conciliación entre la vida laboral y familiar para mejorar la calidad de vida de las mujeres y sus hijos e hijas (y) en este marco, el servicio de guarderías y estancias infantiles es un instrumento que da respuesta oportuna y efectiva a la población femenina trabajadora".

Los apoyos en este programa se dividen en tres rubros: a cada madre o padre sin servicios de guardería, se le otorga un subsidio de 700 pesos, que se paga directamente a las estancias, por cada hijo de entre un año y 2 años 11 meses; de 35 mil pesos a los particulares que quieran establecer una estancia, y de mil pesos para la compra de terminales electrónicas de registro de asistencia y salida de los menores.

Para ello, la Cámara autorizó un presupuesto a la Actividad Prioritaria S174, Programa de Guarderías y Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras por mil millones de pesos y, durante el ejercicio, Hacienda lo modificó con ampliaciones internas y externas con 2 mil 287 millones 568 mil 600, pero al cierre le quitó 2 mil 556 millones 200 mil 100 pesos, con lo que el monto total quedó en 731 millones 368 mil 500 pesos.



La modificación, explicó la ASF, se sustentó, registró y autorizó en el Módulo de Adecuación Presupuestaria del Sistema para el Proceso Integral de Programación y Presupuesto de la Secretaría de Hacienda. Sin embargo, los auditores no abundaron en su investigación, al no preguntar el destino de los recursos que se recortaron a dicho programa.

Además, entre las irregularidades que se detectaron está la tardanza en la aplicación de las tarjetas para registro electrónico de asistencia, pues la oficialía mayor de la Sedeso tardó 17 meses, de febrero de 2007 a julio de 2008, en realizar un estudio comercial sobre el costo de las máquinas y, una vez que se determinó su inviabilidad, la misma oficina pidió que el registro se hiciera mediante la huella digital de los infantes e inició un nuevo estudio en agosto pasado.

Ello propició que la auditoría detectara que en la lista de asistencia había firmas de padres que habían recogido a sus hijos, pero éstos aún se encontraban dentro. "Lo anterior demuestra que un sistema de lectura de huella digital es de los mecanismos más viables y que es prioritaria la implementación de un sistema que permita que se lleve un control de asistencias que respalde el pago de los apoyos de un servicio realmente proporcionado".

También halló que en visitas a guarderías del Distrito Federal y del estado de Hidalgo, no se encontraron los archivos de 116 niños que supuestamente estaban inscritos y por los que la dependencia había pagado el apoyo mensual de 700 pesos, por lo que recomendó a la secretaría "fortalecer los mecanismos de supervisión de expedientes".