martes, 9 de junio de 2009

La niña de los spots de PRD: la niña de Jesús Ortega, Mariana





El misterio de “Mariana”; la niña de los spots de PRD no da entrevistas a nadie



Ciudad de México, 9 de junio (Apro).— Poco antes de las dos de la tarde, el auto compacto gris plata enfila hacia la escuela primaria 2 “Naciones Unidas”, en la Colonia del Valle de la ciudad de México, para recoger a una menuda niña que cursa tercer grado.

El tablero trae colocado un letrero con el sobrenombre de la menor: Suki Mariana, la pequeña que se convirtió en la imagen del PRD para “cocinar un nuevo partido”.

Con ese seudónimo los directivos del plantel vocean a la menor. Apenas oye su nombre sale al portón vestida con el uniforme escolar. Su oscura y larga cabellera le cae sobre la espalda. Sonríe igual que en los spots de televisión. El conserje acompaña a Suki Mariana hasta el auto y la deja que suba por la parte trasera.

La reportera se acerca a la conductora, madre de Suki Mariana, para solicitarle una entrevista con ella y la niña, quien se acomoda en el asiento. “Ahorita no tengo tiempo, vamos a una comida. Traigo la ropa para que la niña se cambie”, responde la interpelada.

La reportera insiste y la señora reitera que no, ni siquiera para otro día. Luego le ordena a su hija que se cambie de ropa. Y pone en marcha el vehículo.

Suki Mariana es el nombre artístico de la menor, Ella ha hecho casting en la empresa Interforos Casting y pertenece a la agencia de modelos “Iman”, según la información de la propia agencia.

En los medios de comunicación se le conoce simplemente como Mariana. Con ese nombre la promocionaron los perredistas que realizan la parte “creativa” de la campaña electoral. El sobrenombre es motivo de críticas de columnistas y bloggeros que crearon un espacio en internet para especular sobre el futuro de la menor.

Sus compañeros de escuela dicen que el nombre de pila es Asuka Matsushima. La reconocen porque todos los días sale en la televisión. Sus rasgos orientales, aseguran, se deben a su padre, que es japonés. Su madre es mexicana.

Proceso solicitó una entrevista con Mariana a los directivos del PRD, pero Aideé Reséndiz, secretaria particular y sobrina de Jesús Ortega, presidente nacional del partido, asegura que a petición de la madre, la pequeña no dará entrevistas a nadie.

El PRD ha hecho de la historia de Mariana un enigma. Sin embargo, de un momento a otro el partido deberá rendir cuentas ante el Instituto Federal Electoral (IFE) sobre los costos y medios utilizados para elaborar la campaña Así sí gana la gente.

Ante la falta de información sobre Suki Mariana, en el propio partido algunos militantes llegaron a decir que era pariente de Jesús Zambrano, “por el parecido en los ojos”; unos, que era hija de Jesús Ortega; otros, que la menor no tiene padre, por lo que su madre quiere protegerla.

El jueves 4 por la noche Proceso preguntó a Jesús Ortega sobre Suki Mariana y sobre los promocionales de la campaña del PRD en los que interviene la menor.

“Es una niña que estudia actuación. Fue localizada por la empresa que nos ayuda en la producción y en la idea política”, aseguró el presidente nacional del PRD.

“¿Cuál es esa empresa?”

“Eso no te lo puedo decir”.

Asegura que la empresa y el partido firmaron un contrato particular. Los empleados de la agencia “hacen una parte” de la producción de los spots, y el resto lo elabora el partido en Tv Sol.

Sin embargo el caso de Alejandro Encinas, candidato plurinominal a diputado federal, parece desmentir a Ortega. Cuando el candidato acudió al partido a grabar un promocional la producción se hizo con un equipo improvisado: una cámara semiprofesional y como fondo se pegó una tela en la pared. Participaron seis chavos que trabajan con Guadalupe Acosta Naranjo. Encinas pidió que no lo grabaran junto a Suki Mariana, incluso entregó su propio guión.

Ortega admite que parte de la producción la realiza el equipo que dirige Verónica Juárez, la secretaria de Comunicación y Propaganda del PRD. E insiste: la estrategia electoral está orientada a cambiar la mala imagen del partido en un sector de la población. “Ha tenido buenos resultados”, dice.

Evaluaciones

Aideé Reséndiz, mercadóloga de profesión, asegura que el equipo creativo lo forman sólo perredistas; ellos pensaron en una cocina como el lugar donde se puede hablar de la privatización petrolera. Adelanta que la nueva etapa comenzará el miércoles 10 y se privilegiará la promoción de la imagen del partido.

Las encuestas realizadas para el PRD por las empresas Parametría y Mitofsky en mayo pasado revelaron que la imagen de Mariana es el elemento “más llamativo” de los spots, aunque “en el Distrito Federal y el Querétaro se considera un golpe bajo de la campaña”.

Los encuestados, oriundos del Distrito Federal, Querétaro, Chiapas y Ecatepec, Estado de México, consideraron que el ambiente familiar presentado en los spots “se enfoca a una clase media no representativa”.

Para los hombres consultados, la actuación del dirigente del PRD resta credibilidad al mensaje y consideran “baja” la estrategia de usar a Mariana. Las mujeres, en cambio, tienen empatía con la promoción de la niña y aunque ubican a Ortega como miembro del partido, no saben cuál es su cargo. Los jóvenes, en cambio, creen que la niña resta credibilidad a los anuncios.

Algunos perredistas afirman que se realizaron alrededor de 600 promocionales en los que se invirtieron 30 millones de pesos. Señalan que Suki Mariana fue contratada de manera exclusiva para el PRD en la agencia de publicidad Iman y que los spots fueron producidos por la Asociación Civil Euro que creó su productora Comunica, A.C., cuyo propietario es el argentino José Bécquer, estrechamente vinculado con Reséndiz.