domingo, 28 de junio de 2009

Farolas, paredes, semaforos... a la calle!

Tu material a.... aj@msr.org.es




Pero que nadie trate de poner un dique a la marea juvenil. Lo que la juventud necesita es un canal por donde dirigir sus energías vitales para fertilizar ese futuro al que aspiran; necesitan unos ideales que galvanicen su espíritu y los protejan de desviaciones contrarias, y estos ideales no les pueden ser impuestos, sino que han de ser los que ganan a la juventud por la propia fuerza de atracción de su mística.
Manuel Hedilla