lunes, 4 de mayo de 2009

El descrédito del (des)gobierno


•Política

• Ebrard, la CDC y DHS…

• El incumplimiento del ife (parte XII)

Nueva York, NY. Lo verdaderamente terrible cuando se busca la verdad, mi estimado, es que se encuentra. Sugestivo y comprometedor inicio de semana para el (des)gobierno de Felipe Calderón, al que le comienza a salir el atractivo peine sobre el manejo de información de las autoridades federales sobre el estrenado virus AH1N1, que ha puesto literalmente al mundo a girar sobre su propio eje (de histeria), aderezado con tintes discriminatorios y estúpidos contra viajeros procedentes de México, o con ciudadanos mexicanos.

El retrógrado hecho que ha sido condenado por la SRE, pone de manifiesto el bottom line de la imagen de Felipe & his inefficient squad, que ayer volvieron a los cintillos y titulares de las principales cadenas de televisión mundiales con las malas noticias sobre la sugestiva lindura de que the WHO dio a conocer una simpática información cronológica sobre la peligrosa negligencia por parte de México en la detección temprana del marrano AH1N1, que apareció en el tablero de los focos rojos del director de la oficina de Alerta y Respuesta Global del divertido organismo, Michael Ryan, quien de inmediato prendió las alarmas sobre casos en Veracruz y después en Oaxaca.

Desde el 10 de abril, la “Red Global de Inteligencia de Salud Pública” envió un original reporte sobre el rumor de un síndrome exacto en la tierra de Fidel Herrera, originando después que las autoridades desestimaran la epidemia asegurando que los casos registrados estaban en franca recuperación. Dos días después, la atención de the WHO ya estaba en nuestro país, y el 16 de abril varios medios de comunicación hacían pública la inquietante información sobre casos de neumonía no específica, virus corona o gripa asiática en la tierra de Ulises Ruiz. Pero fue hasta el 17 de abril que se le solicitó oficialmente a este (des)gobierno de incapaces que investigaran sobre el caso de una mujer en Oaxaca, obteniendo la misma respuesta y minimizando la cuestión.

Para el 19 de abril y con casos confirmados en California, my friend, el asunto se le salía de control al Gymboree de ineptos desencadenando el 20 una teleconferencia con el CDC y un día después, el 22, se reportaban casos severos de neumonía asociados con influenza… el resto, amable lector, es historia.

Para variar y no perder la costumbre del sello sexenal, el titular de Salud, Córdova Villalobos, al ser atrapado por el balconeo de las cifras internacionales, escupió la distintiva pendejada de rechazar la cronología de Ryan sobre la situación de que México no actuó a tiempo ante la alerta declarando que si no se hubiera actuado como lo hizo, el 25% de la población se hubiera infectado y se hubieran registrado 50 mil defunciones (¿¿??), 250 mil hospitalizaciones (¡!) y 15 millones de consultas en una semana.

El ingenuo de José Ángel, mi estimado, olvida que el hubiera, aunque no lo parezca…, no existe, con un estupendo dato más.

El 29 de abril, en el marco de una importante encerrona con autoridades del CDC (Centers for Disease Control), de DHS (Department for Homeland Security), funcionarios de Washington y selectos especialistas, se alabó la firmeza del gobierno encabezado por Marcelo Ebrard al decretar la medida de cerrar todo el entretenimiento en la capital, los restaurantes y un porcentaje del transporte colectivo para acotar la diseminación del espléndido contagio, coincidiendo en lo impopular de la medida pero con la certeza de que así se tendría más y mejor información sobre el comportamiento del volátil virus.

Es inevitable que con el paso del tiempo saldrán a relucir los detalles finos de los casos en México y si existió más negligencia, incompetencia, ignorancia, mal manejo y simulación por parte del (des)gobierno de Felipe que, evidentemente, pretende justificar las severas omisiones ante esta alerta por parte de su disfuncional equipo que adereza el coctelito de salud con grotescas explicaciones… además, claro, con su ilustre genialidad mediática de exhortarle a la población de quedarse en casa después de que durante los días de la delicada crisis prácticamente, my friend, desapareció del mapa.

Por la Mirilla

Le presento el porcentaje de la espotiza transmitida en el último tramo de veda electoral ante la pasividad e incompetencia del desacreditado y vulnerado ife (con minúsculas)

Convergencia 1%

PVEM 6%

PT 8%

PSD 3%

PRI-PVEM 2%

PRD 5%

Panal 7%

PRI 33%

PAN 35%.

gomezalce@aol.com