jueves, 2 de octubre de 2008

¿Merece la pena el esfuerzo?

He pensado bastante si incluir esta entrada en el blog. De hecho lleva escrita desde agosto pasado aunque ha permanecido en el borrador del blog desde entonces. Hoy por fin me he decidido a publicarla ya que son muchas la señales que me han indicado que lo haga, señales al principio inapreciables pero que cuando se suceden en cadena adquieren una dimensión mayor. Ya os contaba en la entrada anterior algo sobre las casualidades que están protagonizando mi vida últimamente y estoy ojo avizor contínuamente para detectarlas. Es un ejercicio muy interesante porque de repente descubres que la realidad está impregnada de ellas dando luz a un mundo que estaba oculto, rezagado pero adherido a tu piel sin hacer notar su presencia, deseando de que lo mires atentamente porque tiene muchas cosas que decirte.
Ese mundo no identificado pero presente como el mismísimo aire que respiro me ha mostrado varias escenas sucesivas que me llevan ineludiblemente a hablar del asunto que os traigo.
Antes de comenzar he de decir que en mi posición como editor de este blog, con más de quinientas sesenta mil visitas en diez meses, me ha situado en una encrucijada en la que tengo que decidir qué camino tomar. Soy consciente de que son varios miles de lectores los que tengo y los índices de influencia sobre la audiencia no son precisamente para olvidarlos.
Consecuentemente tengo adquirido un compromiso tal y como lo tienen los periódicos o las emisoras de radio con sus fieles lectores y oyentes. No tengo ni idea de lo que es ser un periodista pero presiento que ciertas noticias hay que divulgarlas aunque el precio a pagar por ello pueda ser alto.
Voy a intentar ser muy imparcial describiendo el asunto. Quizás no lo consiga. No pretendo que se abra ningún debate, ni discusión, ni siquiera intentar moralizar a nadie. Precisamente puede que sea yo el primero que haya de pisar el patíbulo porque mi actitud manteniendo este blog, a la vista del asunto, está contribuyendo a agravar y perpetuar el problema que os expongo a continuación.
Según la temática del weblog, 'Blog de experiencias ultraportátiles', a primera vista puede que sea totalmente off-topic el asunto que os traigo. Pero si mirais bien vereis que guarda una estrechísima relación, primero con los ultraportátiles y después con las experiencias.

Os quiero hablar del coltán.

En este punto muchos de vosotros ya sabreis a qué me refiero. Otros puede que ni hayais oído hablar de él.
El coltán, abreviatura de columbita-tantalita es el mineral del que se extrae el tantalio. un metal muy resistente al calor y con grandes propiedades eléctricas.
Pero es algo más que eso. Es todo un recurso estratégico ya que la industria electrónica lo necesita para la fabricación de componentes avanzados, entre los que se encuentran, los dispositivos ultraportátiles, los teléfonos móviles, los gps y en definitiva, la tecnología actual.
El coltán no es como el petróleo. El crudo abunda en todo el mundo. Pero el coltán no. Hay muy poco en todo el planeta, al menos conocido.
Bien...Se habla de que la explotación del coltán, a semejanza de las del petróleo o de los diamantes, genera consecuencias sociales y medioambientales. Tanto es así que el Centro de Estudio Internacional del Tantalio-Niobio en Bélgica ha hecho un llamamiento para que los compradores internacionales de coltán se abstengan de hacerlo en un país que representa el 80% de la producción mundial de este mineral: el Congo.
¿Y qué pasa en el Congo?. Existe un negocio basado en el tráfico de niños para que sean ellos los que arriesguen sus vidas en la extracción de este mineral de la tierra. Los niños mueren allí..Mueren. Y nosotros compramos teléfonos móviles, mp3, netbooks, gps...con mucho coltán dentro.

Según el CEIT:

Los países centro-africanos de la República Democrática del Congo y Ruanda y sus
vecinos solían ser la fuente de tonelajes significativos. Pero la guerra civil,
saqueando los parques nacionales y exportando los minerales, diamantes y otros
recursos naturales para financiar las milicias ha obligado al Centro de Estudio
Internacional del Tantalio-Niobio a hacer una llamada a sus miembros para que
tengan cuidado de obtener las materias primas de fuentes legales. El daño, o el
peligro de provocar un daño, a la población local, la vida animal salvaje o el
medioambiente es inaceptable.


Cuando el autor de un blog tan relacionado con este asunto como es AsusE3 se encuentra con este tipo de cosas, le surge un dilema: ¿paso o lo publico?.
Puede que obtenga muchos comentarios negativos y puntuaciones desastrosas en esta entrada, ya lo se. En primer lugar por lo que os dije al principio: un off-topic total. En segundo lugar porque alguien me pudiera malinterpretar pensando que estoy moralizando a la peña. Ni una cosa ni otra, os lo aseguro. De antemano os digo que no responderé a ningún comentario, por muy negativo que sea, hacia mi persona. Ni lo borraré. Tan solo quiero compartir con vosotros esta 'experiencia ultraportátil' y que la asimileis cada cual como mejor sepais. Yo ya estoy en ello...


Para quien quiera saber más:
  • El Cóltán en la WIKIPEDIA y multitud de enlaces en Google.

Y por favor, comprended mi postura.


P.D: Me acabo de quitar un gran peso de encima...Aunque las alforjas siguen pesando.