viernes, 3 de octubre de 2008

El Intel Classmate portugués tenía trampa

Qué decepción. Llevo varios meses alabando las iniciativas portuguesas de dotar a sus alumnos de netbooks baratos para mejorar la calidad de la enseñanza y me entero de que el gobierno luso ha llegado a un acuerdo con Microsoft para que sea el proveedor de software de esas 500.000 unidades que piensa repartir por las escuelas.
El precio que los alumnos de educación primaria tendrán que pagar por el Intel Classmate será de 69 dólares, siendo coste cero para los alumnos con escasos recursos (ya procurarán evitar los barrios pobres cuando estén repartiendo los ordenadores).
Yo tan solo quiero decirles una cosa a mis lectores portugueses: vuestro gobierno ha decidido enviar vuestro dinero a EE.UU y hacer un poco más millonarios a Gates y a Ballmer. Multiplicad 500.000 netbooks por, digamos, 30 euros que puede costarle la licencia Windows a vuestro gobierno: 15.000.000 euros que van a salir de vuestras arcas nacionales allende los mares. Eso si no es más dinero por licencia ya que Microsoft no solamente va a suministrar el sistema operativo. También lo hará con Microsoft Office, Microsoft Student Learning Essentials, Microsoft Maths y Microsoft Encarta Online. ¿Me he quedado corto, estimado vecino?
¿Qué pensará vuestro socio venezolano de ello?
¿Le va a suministrar vuestro gobierno el millón de unidades del Intel Classmate que Hugo Chávez os ha pedido, con Windows instalado?. Sería gracioso ver esto...
Este es un ejemplo más de necios conjurados.