lunes, 15 de septiembre de 2008

Por qué nunca me compraría un netbook de Lenovo

Leo en ITWire que Lenovo ha decidido dejar de vender sus portátiles y PC's de sobremesa con la opción de Linux precargado, en su canal de ventas online para el mercado de consumo aunque seguirá manteniéndolo para el canal de negocios. Desde el año pasado los clientes online podían configurar sus equipos con la opción de Suse Linux Enterprise Desktop pero esta posibilidad ha desaparecido. Se dice que la culpa de esta decisión la tiene el elevado stock que la compañía China tiene en sus almacenes y que el mercado actual no está demandando suficientes máquinas con Linux. Según un portavoz de Lenovo, Ray Gorman, "queremos que el foco de atención de los productos de Lenovo sea aquel en el que los consumidores estén más interesados". Asimismo, Gorman dice que "nuestro compromiso con Linux no ha cambiado. Lo único que ha cambiado es que los consumidores no podrán ya pedir Thinkpads y ThinkCentres a través del sitio web de Lenovo con la opción de Linux". Toma ya morena.
Es como si yo opto por no permitir comentarios en este blog y luego digo que "mi compromiso con mis lectores no ha cambiado, lo único que ha cambiado es que mis lectores ya no podrán hacer comentarios en mi blog". Ni Groucho Marx podría hacer un comentario más cachondo que ese.
Al menos en Apple son más claros y aunque estén llenando el panorama de obstáculos, lo hacen por la vía directa, dejando claras sus intenciones y al que le guste que lo compre y al que no, pues que no lo compre. Prefiero un buen DRM a una mentira piadosa.
Resumiendo: no compraré nada a Lenovo, por que se creen que la gente es estúpida. Sí compraría algo a Apple porque aunque con todas las restricciones que pretenden imponer, me tratan con respeto y me advierten de lo que hay.

Y este tipo de reflexión lo aplico a cualquier aspecto de mi vida. Si me gusta me quedo y si no me voy.
Esa es para mí la auténtica libertad.