miércoles, 6 de agosto de 2008

Mira que son chulos los de Apple...

Odio dar estas noticias.
Si tienes una casa en Palm Beach, un jet privado en el aeropuerto, pasas el invierno en alguna estación de esquí de los Alpes, sueles ir de compras a la Qunita Avenida y, además, tienes un iPhone, puede que te interese comprar en la Apple Store una aplicación para tu móvil que se llama 'I am Rich' que no hace nada excepto ponerte un iconito en una esquinita de la pantalla. Cuando pulsas ese iconito aparece un mantra secreto que te ayudará a 'seguir siendo rico, saludable y un tipo con éxito'.
Su precio, ejem, MIL DOLARES.
No. No estoy de coña. La tienda de Apple desde la cual se hacen las compras de software para instalar tanto en los iPhones como en los iPod Touch, ha añadido a su catálogo esta aplicación, y el precio no es un error.
El delito no es del programador, Armin Heinrich, sino de Apple que es la que establece los criterios por los cuales se publicarán las aplicaciones que otros desarrollan.
Chulerías como esta me producen auténtico asco y hacen que me arrepienta de tener productos de Apple. No deseo nada más en este momento que empiecen a aparecer los iPhone killers y que le vayan dando por saco a Apple, a Steve Jobs y a toda esa caterba de monaguillos condescendientes que les hacen la cama.
Y por favor, hago un llamamiento a mis lectores ricos, a los que manejais 'el taco', a los que teneis la cuenta corriente a rebosar de pasta: no compreis esta aplicación. Donad el dinero a alguna causa humanitaria, a la lucha contra el cáncer, apadrinad 10 niños o pagadle la hipoteca a alguna familia a la que vayan a desahuciar.

Más información en Technologizer.com