martes, 26 de agosto de 2008

El fin de una era


Hoy he estado en El Corte Inglés y dando una vuelta por el Departamento de Informática he visto una imagen que no he podido resistirme a fotografiar: unas cajas apiladas de EeePC 701 de 4Gb que si no fuera por lo limpios que son en este establecimiento, bien podrían estar llenas de telas de araña y polvo.
Entonces es cuando he comprendido que se ha acabado una era. La era del 701. Un año después de que apareciera tímidamente como una noticia sin importancia en algunos blogs y tras haber revolucionado el mundo de la informática portátil, el 701 es ya historia y nadie lo quiere.
Pero no debemos olvidarnos de él. Ha de permanecer en nuestra memoria tal y como conservamos otras máquinas emblemáticas de nuestras vidas, el Sinclair Spectrum, el Commodore 64 y tantas otras reliquias.
Reservemos un espacio al EeePC 701 en nuestros recuerdos. Cuando seamos viejecitos tendremos que contarle esta batallita a nuestros nietos.
¡Larga vida al 701!