viernes, 18 de julio de 2008

La Nueva Generación de dispositivos ultraportátiles: Cuarta Parte

Qué...¿Cansados de tanta palabrería?. Ya queda menos.
Hemos visto por encima qué signos están apareciendo en lontananza y que me hacen pensar que el cambio está muy cercano. Hoy vamos a centrarnos en un par de proyectos que se están llevando a cabo y que contribuirán sin duda a la materialización de la nueva era de la ultraportabilidad.
Dado que las necesidades del "homo virtualis" están evolucionando y a la vez se están haciendo más complejas, tenemos que mirar a nuestro alrededor y ver qué tenemos actualmente para intentar determinar si lo existente es aprovechable o hay que rehacerlo todo.
¿Por qué pensais que Apple ha vendido un millón de iPhones en tan solo un fin de semana? ¿Tan novedoso es ese teléfono? Hay muchas cosas que no hace. y que muchos no comprendemos como Apple ha podido dejar atrás.
¿Es por la exclusividad que Apple ofrece?. Un millón de ejemplares vendidos convierte lo exclusivo en popular y, si me apurais, en vulgar.
Yo tengo otra opinión. El iPhone materializa un deseo subconsciente que el "homo virtualis" tiene hace años: el dispositivo definitivo.
Cuanta frustración generamos los tecnoadictos cuando ponemos sobre la mesa todos nuestros gadgets. Fijaros en mi lista:
  • Archos AV 400
  • Nokia 770
  • Asus EeePC
  • Nokia N95
  • PDA Qtek S200
  • Nintendo DS
  • Apple TV
Y los que he vendido por eBay, algunos auténticas reliquias (Cassiopeia, Toshiba E740).
La frustración de la que hablo, en mi caso, engendra un sentimiento de vacío enorme. Tengo muchas cosas, pero en realidad no tengo nada. Es como vivir en un patio de vecinos, donde para ir al cuarto de baño tienes que salir al pasillo común, bajar unas escaleras, abrir una puerta y correr una cortina. Después de vuelta a casa.
Uno siente que la brisa de la tecnología le acaricia la cara durante el primer día después de haber comprado uno de estos gadgets. Pero es efímero. A la mañana siguiente comprueba con rabia que ha adquirido otro estúpido cacharro incompleto...Y te llenas de remordimientos. Esta semana ha estado a punto de ocurrirme otra vez cuando casi me compro un iPod Touch. Afortunadamente he podido probarlo tranquilamente antes de comprarlo, una vez en MediaMarkt y la otra en un Apple Center. Sin duda este cacharro tiene un sex-appeal muy especial. Pero no reside en sus funcionalidades, que son muy escasas e incompletas (casi la misma lista que para el iPhone). Estuve varios minutos intentando descubrir qué era lo que me atraía de esta maquinita. Y la tuve que apagar para descubrirlo. Era su puñetera forma, su puñetero tamaño, su puñetera ligereza y su puñetera delgadez lo que me enamoraba. Sabía que no me lo iba a comprar porque ya conocía sus carencias pero aún así era genial tenerlo en la mano. Y pensé: la cáscara es perfecta. Así es como yo quiero que sea mi dispositivo ultraportátil definitivo por fuera.
Creo que esto es lo que en la mayoría de los casos está pasando con el iPhone que es muy similar al iPod Touch pero con teléfono. Es lo que físicamente más se aproxima al dispositivo ultraportátil perfecto. Y ni os cuento las sensaciones que deja su pantalla táctil sobre todo con eso de "pellizcar" las imágenes o rotarlas con tres dedos en los 360 grados posibles.
Un netBook queda lejos de poder ofrecer esa salsa de sensaciones nuevas y que cada vez estarán más presentes en las aplicaciones que manejemos a corto plazo. Es por eso por lo que ya han tocado techo. Los que ya tenemos uno comprobaremos más temprano que tarde que nuestro netbook es una maquinita simpática, que nos da el avío de vez en cuando pero que sirve para lo que sirve y casi que preferiremos una pantalla de 15 pulgadas para hacer los trabajos de clase por lo que volveremos a nuestros antiguos portátiles.
Entonces ¿cual es la evolución de este concepto?. Estamos diciendo que nuestras necesidades siguen sin estar cubiertas y nos encontramos muy desorientados. No deseamos aumentar nuestra lista de gadgets. Lo que queremos es tener uno y solamente uno que me sirva tanto de teléfono como de GPS como de consola de juegos como de pantalla de televisión o de cine aparte de poder estar conectado a la red cuando yo quiera para chatear, bloguear, twittear, myspacear y toda la caterba de tecnoadicciones imaginables.
No tenemos más remedio que volver a mirar a Google y ver que está haciendo en sus laboratorios. Voy a dejaros con este vídeo de la última conferencia que dieron llamada Google I/O en la que enseñan su nuevo engendro que, casualmente, se parece mucho al iPhone pero tiene un pequeño detalle que lo va a hacer sobresalir: es un dispositivo de código abierto. El sistema operativo se llama Android y su SDK es público y libre..
Ahora mirad el vídeo y sobre todo prestad atención a los últimos 20 segundos.