jueves, 17 de julio de 2008

La Nueva Generación de dispositivos ultraportátiles: Tercera Parte

Escribir un artículo por entregas tiene sus ventajas pero tambien sus inconvenientes. Uno se siente tentado de leer los comentarios que los lectores vais dejando en las entradas anteriores pero comprende que si lo hace podría verse influenciado en lo que escribiera posteriormente. Por lo tanto, con todos mis respetos, evitaré leer vuestras opiniones hasta que haya terminado, sobre todo para no alterar el resultado de la idea que pretendo exponer.
Quizás haya cometido un pequeño error citando expresamente a Google y su gPhone. No quisiera que interpretáseis que es el centro de mis divagaciones. Tan solo es un ejemplo muy claro que he necesitado exponer para introducir el tema.
Me sirve de justificación para que comprendais grosso modo el propósito final del tema que estoy exponiendo.
Bien. Decía que el último año ha sido muy fructífero en cuanto al despegue de muchos conceptos que hemos asimilado como habituales. Como suele ocurrir en estos casos, la mancha de aceite se extiende lenta pero inexorablemente y un día levantamos la mirada y comprobamos como ha cambiado todo.
Las redes 3G están ya perfectamente integradas en nuestra vida y no nos acordamos para nada del GPRS. Estamos abandonando los punteros de las PDA para sustituirlos por nuestro propio dedo. Ya podemos "pellizcar" las pantallas de nuestros gadgets (iPhone, iPod Touch) y sabemos que no vamos a conformarnos con uno de aquellos LCD "monotáctiles". Estamos sutituyendo la descarga de películas P2P por visualizaciones "online" (lamento tener que nombrar acciones que puedan no ser legales pero es la realidad). Y sobre todo estamos integrándonos en una sociedad virtual a través de multitud de herramientas de comunicación totalmente novedosas (Flickr, Twitter, MySpace, FaceBook) por no hablar de Second Life.
Estamos a la vez más solos pero más acompañados. Es una paradoja, lo se, pero cuantos más amigos virtuales hacemos menos amigos "de verdad" tenemos. Nuestra vida está sazonada de muchos elementos que son pura ilusión. No es mi intención criticar nada de esto. Solo quiero exponer la tendencia.
Todas estas cosas van a ser un día imprescindibles para muchos de nosotros (no todos, por supuesto) y vamos a tener que estar las veinticuatro horas del día, de alguna forma, conectados a esa red. ¿No notais que os falta tiempo para todo lo relacionado con vuestra vida "virtual"?. No se si me entendeis, foros, blogs, messengers... son muchas horas las que se necesitan para estar al pie del cañón. Y si te paras envejeces.
Cada vez con mayor urgencia es necesario disponer de un sistema cómodo que te permita llevarlo todo, absolutamente todo, por delante, sin olvidar nada.
Salir a la calle a comprar al supermercado o a llevar el coche a la revisión no ha de suponer el desconectarte de la red. La conexión ha de ser permanente.
En Google (seguimos con el ejemplo) ya se han dado cuenta de este hecho y están preparándose concienzudamente para cuando llegue el momento.
Mientras tanto queda aún un importante camino que recorrer y ese le corresponde hacerlo a los fabricantes de hardware.
Yo estoy seguro de que sería mucho más fácil si un mismo "amo", por llamarlo de alguna manera, manejara todo el cotarro: hardware, software y comunicaciones. Si, por ejemplo, Google, que ya cuenta con dos de las tres piezas (el software y, aparentemente, el hardware) adquiriese también las comunicaiones (comprase algunas operadoras de telefonía móvil) veríamos en tan solo un par de años una evolución como nunca antes se ha visto, ni siquiera con la aparición de internet tal y como lo conocemos ahora, allá por los años noventa.
Pero las cosas evolucionarán más despacio, posiblemente para el bien de todos nosotros.
El NetBook está contribuyendo mucho a perfilar el tipo de futuro que le espera a la ultraportabilidad, pero no es ni mucho menos lo último que veremos el próximo año.
Lo que vamos a ver en pocos meses lo expondré en la siguiente entrega.