lunes, 9 de junio de 2008

XP vive, gracias a Linux

He visto varias referencias a la cuestión de la "extensión" (otra más) del soporte de Windows XP que Microsoft hizo oficial durante la Computex, pero quizás una de las más inteligentes, o una con menos pelos en la lengua es la columna XP lives! Sort of. (¡XP vive! Más o menos) de Steven J. Vaughan-Nichols (ésta via Slashdot), que pone de manifiesto el gran pufo que ha supuesto Windows Vista para Microsoft.

Pero no sólo el producto concreto, sino su política general de aumento de recursos y, lo que es más importante, de control de mercado en un pseudo-monopolio han quedado expuestas y han dejado que todos veamos las vergüenzas del gigante de Redmon.
"Lo que realmente ha sucedido es que el impactante suceso de Asus con su UMPC Eee basado en Xandros y otros mini-portátiles equipados con Linux como los UMPCs de Everex con gOS, cogieron a Microsoft completamente por sorpresa. Resultó que la gente quería portátiles con Linux baratos y duraderos en lugar de PCs con un precio excesivo y bajos de potencia. [...] Así que Microsoft se ha visto obligado a extender la vida de Windows XP Home por culpa de Linux y los UMPCs."
Pese a que no estoy de acuerdo en algunos detalles, como la afirmación genérica de que los ordenadores con Vista tienen un precio excesivo y están bajos de potencia o que Microsoft no pueda hacer demasiado con respecto al precio, algo que se menciona más adelante en el artículo, que sabemos que ya ha hecho y cuyo margen (o incluso pérdidas) Microsoft se puede permitir, la línea general del artículo está clara. Y la nota oficial de Microsoft también, la maquillen como la maquillen.

Lo realmente importante es el guantazo psicológico que Microsoft está recibiendo. Ya no parece tan todopoderoso. Tiene puntos débiles. Y ha quedado como un monstruo que actúa a su libre albedrío, sin tener en cuenta lo que pasa a su alrededor. Y que se equivoca.

Sin lanzar las campanas al vuelo, eso ya es lo suficientemente importante como para ser destacado.