lunes, 23 de junio de 2008

Un repasito al Acer Aspire One

Mientras Asus hace de las suyas y a los únicos clientes que trata bien es a sus vecinos, vamos a continuar hablando de la máquina que muchos estais esperando: el Acer Aspire One.

En cuanto al acabado tenemos una carcasa que combina el brillo de la tapa superior de la pantalla con el mate de la parte inferior y el espacio vacío que hay entre esas dos partes resulta visualmente agradable.



El Aspire One es 24 milímetros más ancho que el EeePC 901 y aunque esto pudiera interpretarse como un paso en falso en la búsqueda de la portabilidad, es algo que se puede perdonar. La razón es que el teclado es a su vez más acho permitiendo una mayor comodidad a la hora de escribir. Esto es algo que, según mi experiencia, se agradece.




El touchpad tiene el mismo diseño que el del HP 2133 con los botones a ambos lados. Afortunadamente funciona bastante mejor que en el HP y se muestra más sensible al tacto.





Tanto el tamaño como la resolución de la pantalla son las mismas que en el EeePC 901 y estando uno junto al otro se comprueba muy poca diferencia en la calidad de la imagen. La pantalla del EeePC 901 es un poco má brillante a máxima configuración pero la retroiluminación LED del Aspire One está lejos de carecer de luminancia.


El Aspire One tiene casi los mismos puertos que el 901 con un par de notables diferencias. La primera es que tiene dos ranuras para tarjetas SD, una para ser usada de la manera convenciional, leer y escribir y la otra sirve como aplicación de la capacidad de almacenamiento, es decir, al introducir una tarjeta ese espacio se añade al existente internamente en la máquina, pudiendo tener en el modelo de 8Gb SSD tanta capacidad extra como tenga la tarjeta SSD que se le inserte de la misma forma que se puede crear un array RAID JBOD en Windows.


La segunda diferencia es para mí la más notable: Acer ha reconocido que un dispositivo ultraportátil no lo es tanto si no dispone de conexion a internet en cualquier parte y con ese fin, su Bluetooth y su WIFI se complementan con conectividad 3G mediante una ranura SIM que hay debajo de la batería.

Esto es precisamente un detalle muy diferenciador del resto de ultraportátiles del mercado. Cuanto menos dispositivos USB a conectar, mejor.

Aunque una versión con Windows XP estará disponible al acabar el año, los primeros modelos que se venderán llevarán instalado Linpus Linux Lite, una distribución comercial (yampezamos) basada en Fedora. Es una distribución que ha sido diseñada específicamente para ultraportátiles a semejanza de Xandros.


El escritorio se divide en cuatro categorías - Connect, Work, Fun y Files- con una selección de aplicaciones adecuadas en cada una de ellas.
Un detalle a tener en cuenta es que no existe en esta máquina posibilidad de hacer overclock/underclock y no se puede rebajar la velocidad del procesador a su punto más bajo, 700 Mhz para ahorrar energía. Esto es una lástima ya que el ordenador viene con una batería de únicamente tres celdas de 2200 mAh lo que da una duración aproximada de 2 horas y media y eso siendo optimistas. Seguramente hemos de pensar en una duración práctica de la mitad de ese tiempo. Supongo que este problema se solventará en un futuro con nuevas versiones de firmware.
Esta máquina estará disponible desde 220 libras en su versión básica Linux, 512 Mhz y 8Gb SSD (modelo A110L) hasta 300 libras con Windows XP, 80 Gb de disco duro y 1 Gb de RAM (modelo A150X 1GB).
Tenemos, para concluir, una máquina muy interesante con sus carencias, como todas pero con un signo distintivo muy pero que muy importante: conectividad 3G de serie.
¿Te lo pides?

FUENTE: MobileComputer