domingo, 1 de junio de 2008

La distorsión del concepto de ultraportátil


Hemos visto en los últimos 10 meses como se afianzaba un nuevo concepto en el mundo de la informática: el de ultraportátil. Fué posterior al de UMPC que se ha visto mermado en favor del primero. UMPC lleva implícito el estigma de 'caro' y eso es algo que no beneficia a la vista de los resultados.
Lo ultraportátil arrastra varias características, alguna de las cuales las tiene el UMPC, pero otras no y son estas últimas las que caracterizan y diferencian claramente un concepto del otro.
Bajo mi punto de vista lo sobresaliente del concepto ultraportátil es lo siguiente:
  1. Ordenador tipo clamshell.
  2. Pantalla de menos de 10 pulgadas. Creo que 10 pulgadas es sobrepasar el concepto de ultraportátil. Hace tiempo tuve un Tablet Compaq TC1000 y ahora que lo puedo comparar con mi EeePC 701 veo que el primero era un portátil más pequeño de lo habitual pero lejos de ser un ultraportátil.
  3. Dispositivo de almacenamiento de estado sólido. Independientemente de la capacidad que puedan llegar a adquirir estos sistemas de almacenamiento, un ultraportátil ha de poder prescindir perfectamente de un disco duro ya que no está pensado para hacer las mismas tareas que nuestro PC de sobremesa. Creo que es una equivocación pensar que un ultraportátil ha de poder tener mucha capacidad. Pensar así crea la inercia de que, por consiguiente, hay que aumentar la memoria, aumentar las pulgadas de la pantalla, aumentar la duración de la batería y aumentar el tamaño del teclado. Y entonces se acabó el ultraportátil.
  4. Bajo peso. Esto implica no exigirle demasiado a la batería. Si pretendemos tener mucha autonomía, eso hay que pagarlo en forma de aumento considerable de dos cosas:
    • Aumento del peso derivado del aumento de la batería
    • Aumento del tamaño y peso del alimentador.
Básicamente estas cuatro características son las que conforman un ultraportátil.
¿Qué es lo que estamos viendo últimamente con la aparición de nuevos modelos como el MSI Wind?. Pues precisamente que todo está basado en un aumento de las características: aumenta la pantalla, aumenta el teclado, aumenta la capacidad lo que obliga a poner un disco duro y hace que aumente el peso, aumenta la duración de la batería añadiendo más peso al conjunto...
Lo único interesante es el microprocesador Intel Atom. Pero...¿no estaría mejor el Intel Atom en un ordenador de 9 pulgadas, sin disco duro y con batería de 3 celdas?


Mi conclusión es la siguiente: 10 pulgadas, disco duro y 6 celdas no es un ultraportátil. Es un portátil pequeño.
Lo cual me lleva a hacer la siguiente afirmación:
El EeePC 900 con un Intel Atom es el ultraportátil ideal.

¿Tú qué piensas?