sábado, 16 de febrero de 2008

La Cultura E3

Es ya un hecho incuestionable que el EeePC se ha convertido en un icono de la informática ultramóvil.
Pocos dispositivos a lo largo de la historia han disfrutado de tal posición. Recordemos algunos de ellos:
  • El reloj digital de CASIO
  • El Sinclair ZX Spectrum
  • El PC
  • El teléfono móvil
He elegido esta lista porque entre ellos existe un antes y un después. La continuidad de la historia se quiebra en el momento en que aparecen, cambiando los conceptos hasta entonces asimilados por la sociedad.
Ya se que, por ejemplo, podría haber nombrado al Commodore 64 o al Amiga, pero estos no fueron más que la continuación y la evolución del ZX Spectrum. Reflexionad sobre la lista y los que habeis nacido en la década de los 60 lo entendereis mas fácilmente.
Siguiendo con la lista, observareis que existe un hueco entre el PC y el teléfono móvil. Ese hueco lleva ya una década vacío y muchos esfuerzos se han hecho por llenarlo. Podríamos intentarlo con los siguientes inventos:
  • El ordenador portátil.
  • La PDA
  • El UMPC
Pero no. No acaba de llenarse. Cuanta más sal se le echa al arroz, más soso está. Ese galimatías tecnológico solo ha servido para frustrar aún más al consumidor. ¿A cuanta gente vemos a diario con un PDA? ¿Y con un UMPC?. Sin embargo, con un portátil ya es más corriente. Pero siempre está el hecho de que el portátil "se nota", se ve quien lo porta y su presencia es insoslayable. Es exactamente lo mismo que le ocurrió al teléfono móvil.
Yo creo ser una de las primeras 1000 personas en España que portó un teléfono móvil en el año 1992. Se trataba de un modelo de ERICSSON que parecía un ladrillo, con una batería de casi 250 gramos de peso y una antena de goma de 15 centímetros de larga.
Me lo tenía que colgar en el cinturón para llevarlo y era inevitable que la gente lo viera.
¿Qué es lo que le falta al ordenador portátil para poder dar el mismo salto que dió la telefonía móvil para ser 'invisible' sin olvidar la comodidad y por supuesto, la eficacia?.
Creo que la respuesta está clara. La evolución se llama "algo como el EeePC". Digo "algo" por que me refiero al concepto y no tengo un ejemplo más a mano que el propio EeePC (por desgracia, ¿verdad Everex?).
Otro asunto que cada vez está más claro es el fracaso de la idea del UMPC e incluso la del PDA. Si no fuera por la existencia de la tecnología GPS que ha hecho que estos dispositivos alarguen un poco más su ya de por sí extensa agonía, hace tiempo que nos habríamos quedado en la Cassiopeia de CASIO (una máquina muy interesante en su momento. La conservo como reliquia).
Creo que el gran tablero que representa al Juego Tecnológico se va a quedar con tres fichas:
  1. La que representa a la telefonía móvil
  2. La que representa a la tecnología del entretenimiento (TV y sus derivados)
  3. La que representa a la tecnología de la informática ultramóvil
Con estos tres jugadores, tenemos nuestra vida digital resuelta. Los puntos 1 y 2 tienen sus propios mundos y no son objeto de este blog.
El punto 3 pasa inevitablemente por la tendencia que ha iniciado Asus con su EeePC: la Cultura E3.
Asus llegó el primero y ese privilegio no se lo va a quitar ya nadie. El reciente fracaso de Everex demuestra claramente dos cosas:
  • Asus llevaba tiempo pensando en su concepto. Lo maduró y lo llevó a cabo. Y triunfó.
  • Everex ha improvisado y le ha salido mal. Otro triunfo para el EeePC.
Mis 'necesidades tecnológicas' están cubiertas:
  • Tengo un magnífico Nokia N95
  • Tengo una estupenda oferta de televisión digital en casa ( me falta, lo reconozco, lo relativo a la grabación de tv 'a la carta', pero estoy en ello)
  • Tengo un EeePC el cual me sorprende día a día.
De momento voy servido. Por fin encuentro un momento de Paz en mi atolondrada vida de Tecnoadicto. No tengo necesidad de nada más. Y que dure. Así podré visitar con más asiduidad los buenos restaurantes.